Berti arma las valijas y se va a jugar a China

A los 32 años, el ex volante de River y Boca decidió irse a Oriente
(0)
27 de enero de 2002  

Tiene casi 1300 millones de habitantes, su territorio abarca 10 millones de kilómetros cuadrados y su fiesta patria es el 1° de octubre. Es China, el próximo hogar de Sergio Berti.

"Un empresario está arreglando el tema del pase a un club chino. Faltan unas confirmaciones", dice La Bruja, en una conversación telefónica con LA NACION sobre su posible experiencia en la tierra que Marco Polo visitó en 1214.

"Viajaré la semana próxima o la siguiente para arreglar todo", explica el jugador, de 32 años, que no quiere decir el nombre del club que requiere de sus servicios.

La crítica situación que vive el país es motivo fundamental de su viaje a la tierra de las especias y la pólvora: "¿Qué te parece?", responde a la pregunta de si el momento que pasa la Argentina es causante de su emigración.

"Acá no se puede jugar", señala la Bruja desde Villa Constitución, en Santa Fe, su ciudad natal. "Mi última experiencia fue bastante mala. Para cobrar en este país hay que hacer juicio", dispara en referencia a su último paso por Huracán.

Su mala experiencia en el equipo Al Ain, de los Emiratos Arabes Unidos, no es excusa para no intentar suerte en Oriente. Además, Sergio cuenta que no tuvo ofertas de equipos argentinos, a pesar de las versiones que lo vinculaban con Belgrano y con Estudiantes.

La liga china empezó a jugarse en 1994 y tuvo un crecimiento sostenido desde entonces. Los clubes pagan los sueldos de los jugadores de manera puntual. "Hay seguridad en cuanto a lo económico porque las empresas respaldan al fútbol", comenta el ex jugador de Boca, River, Parma, Zaragoza y América de México, entre otros.

El arreglo sería por seis meses o un año. "La gente del América -equipo dueño de su pase no tiene problemas", dice en referencia a las tratativas que se están realizando para que Berti llegue a China.

Dicen que allí ya preparan las canchas para recibir un surco por la izquierda.

Dicen que llega un jugador que participó de un Mundial y jugó en los equipos más grandes de un país fanático por el fútbol.

Dicen que va a aterrizar en el país de la muralla un zurdo, al que, seguramente, llamarán "bluja".

Poca tradición. El fútbol chino no goza de un gran nivel. Jamás ganó un torneo continental con el seleccionado y su única participación en un Mundial será en Japón-Corea 2002, donde compartirá el Grupo C con Brasil, Turquía y Costa Rica.

La liga profesional de fútbol se formó en 1994 y está integrada por 14 equipos. Otros 12 clubes componen la segunda categoría.

Cada equipo puede contar con un máximo de tres futbolistas extranjeros, además del entrenador. En la actualidad se desempeñan en China los técnicos Slobodan Santrac (dirigió a Yugoslavia en Francia 1998), Sebastian Lazaroni (ex DT de Brasil) y Cha Bum Kun (ex entrenador de Corea).

Históricamente, los futbolistas cobraban el sueldo a través del Estado, pero el cambio producido en 1994 introdujo la participación de las grandes empresas, que patrocinan a los clubes y se hacen cargo del pago a los planteles.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?