Bianchi, satisfecho sólo a medias

El técnico de Boca dijo que su equipo mereció más, pero valoró el empate como visitante; no se hizo eco del supuesto interés de Real Madrid por él
(0)
26 de abril de 2004  

LA PLATA.- Según la óptica del cuerpo técnico de Boca, a la cosecha del equipo en su paso por la cancha de Estudiantes se le puede encontrar un ángulo positivo, pese a que el empate en dos goles interrumpió una serie victoriosa que abarcó siete encuentros. El técnico, Carlos Bianchi, no dejó de valorar el resultado por lo complicado que suele ser este escenario platense, independientemente de que el dueño de casa atraviese, como en estos tiempos, un momento nada gratificante. Pero dejó claro que, para él, la igualdad no premió suficientemente los merecimientos de sus dirigidos.

"Sumar como visitante siempre es importante. Creo que lo mejor de Boca de hoy (por ayer) fue que siempre quiso ganar y que tuvo una buena presión en el segundo tiempo, especialmente, ante un equipo que sólo tuvo tres situaciones para anotar; dos fueron gol y una pegó en el palo (un remate de Krupoviesa)", señaló el entrenador.

Después, abundó sobre una circunstancia importante en el desarrollo del partido: Boca debió sobreponerse dos veces a desventajas parciales. "Boca mereció más, pero teniendo en cuenta que estuvimos dos veces abajo en el marcador y pudimos empatar ante un equipo tan cerrado, nos vamos algo contentos", comentó.

Según su análisis del partido, el empate no ilustró los méritos de Boca. "En el segundo tiempo tuvimos tres o cuatro situaciones claras para ganar, pero nos encontramos con un equipo que se defendió con ocho hombres. Estudiantes, en esa etapa, se metió los 45 minutos atrás, sólo pensó en el empate y eso nos complicó."

A Bianchi no lo tomó desprevenido el sistema que preparó Carlos Bilardo para frenar a su equipo. "¿Si me sorprendió el planteo de ellos? No. Esperaba un sistema conservador", respondió, en el desorden que se había generado en las puertas del vestuario visitante, invadido por una nube de cronistas.

Pero, fuera de lo que dejó para analizar el encuentro, a Bianchi también se lo consultó por el supuesto interés que Real Madrid tiene por contratarlo, según informaciones originadas en España. Como suele acostumbrar en casos así, el técnico se mostró distante del tema y respondió en forma escueta: "No me dejo llevar por lo que dicen los periodistas", dijo, mientras se alejaba rumbo al ómnibus que trasladó al plantel.

La historia detrás del rumor es sencilla: un emisario del club merengue vino a la Argentina para gestionar el pase de Nicolás Burdisso; ahora, en medio de la crisis de Real Madrid, acentuada ayer con la caída frente a Barcelona, se vinculó su presencia en nuestro país con el mencionado deseo de contar con los servicios del Virrey en la próxima temporada.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.