Suscriptor digital

Boca apuesta a ganador y quiere otro récord

Acumula nueve victorias consecutivas y pretende alcanzar la marca de San Lorenzo en 2001, con 13 triunfos
Christian Leblebidjian
(0)
14 de agosto de 2006  

En los últimos tiempos, Boca se acostumbró a quebrar récords, aunque esta empresa, si bien no es imposible de cumplir, parece más complicada. El próximo sábado recibirá en la Bombonera a Independiente en un choque en el que habrá en juego algo más que un clásico, condimentado por la rivalidad que se generó a partir de la embestida xeneize en los campeonatos internacionales, que los ubica ahora cabeza a cabeza con 15 vueltas olímpicas en esa área, sólo igualable a nivel Mundial por Milan.

Se viene Independiente y la chance para Boca de empatar el récord de diez victorias consecutivas en la historia del club, racha conseguida en el campeonato de 1933, cuando fue subcampeón (detrás de San Lorenzo) con Mario Fortunato como DT. Pero ahí no terminan las aspiraciones de los dirigidos por Alfio Basile. El Coco se irá a la selección tras la sexta fecha y, además del objetivo Recopa ante San Pablo, quiere regalarse, al menos, igualar otro récord: el que posee el San Lorenzo campeón de Manuel Pellegrini en el Clausura 2001, cuando logró una marca de 13 triunfos consecutivos.

“Si con Bianchi pudimos quebrar el récord que tenía Racing en 1966, cuando estuvo 39 partidos sin perder, ¿porqué no vamos a poder con las 13 victorias de San Lorenzo?”, se escucha en el plantel xeneize puertas adentro, una muestra de la confianza que logró inculcarle Basile.

Pero no es tan simple. Porque Boca no es el mismo del último Clausura. Más allá que entusiasmó a muchos con la goleada a Banfield, en el segundo partido la imagen fue distinta. Con el 2 a 1 sobre Central, quedó en claro que mantiene un plus con respecto al resto desde lo colectivo, aunque el equipo, en cuanto a sus individualidades, sufrió alteraciones. Guillermo Marino no rinde a la par de Federico Insúa y Neri Cardozo tiene mucho despliegue, aunque carece de la potencia y el juego aéreo que supo mostrar Daniel Bilos en sus mejores tiempos. Y Aldo Bobadilla impresionó muy bien, aunque apenas lleva dos partidos como titular. Es cierto que sólo es el principio, pero si el equipo xeneize no hubiera cambiado algunas de sus fichas, los hinchas apostarían de otra manera por el futuro. El fixture también aparece complejo: primero los dos clásicos (Independiente y San Lorenzo) y luego los dos equipos platenses (Estudiantes y Gimnasia).

Igual, Boca se tiene fe: además de ganar todo lo que jugó con Basile, la última marca que igualó fue la de River en 1997 (ganó al mismo tiempo la Supercopa y el Apertura), cuando conquistó la Copa Sudamericana y el Apertura en forma paralela en 2005. Ahora llegará el turno de Independiente y de San Lorenzo. Y entre los jugadores xeneizes se preguntan: “¿Y por qué no...?”.

  • Sigue sumando y lleva 16 partidos sin derrotas

    Hace 16 partidos que Boca no pierde, con 13 victorias y 3 empates. La última derrota fue el 19 de febrero último ante San Lorenzo (1-2), en la Bombonera, por el Clausura. Además, cinco veces consiguió una racha de nueve victorias consecutivas en la historia: 1934, 1935, 1940, 1974 y entre el Clausura y el Apertura 2006.
  • ADEMÁS
    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?