Boca: Carlos Tevez otra vez abre interrogantes y obliga al DT a decidir qué hacer con él

Carlos Tevez lamenta la chance desperdiciada ante Independiente; Campaña le mandó la pelota al córner
Carlos Tevez lamenta la chance desperdiciada ante Independiente; Campaña le mandó la pelota al córner Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo
Fernando Vergara
(0)
27 de enero de 2020  • 23:59

Boca pasó la primera prueba oficial del nuevo ciclo de Miguel Ángel Russo y la actualidad de Carlos Tevez es un dilema que genera más interrogantes que certezas. El clásico ante Independiente dejó varias sensaciones de cara al futuro. Por un lado, a Tevez le cuesta sentirse importante en la cancha. Por el otro, los últimos entrenadores se han visto forzados a colocarlo en sus esquemas de funcionamiento. Encontrarle un rol adecuado asoma como un desafío mayúsculo.

En el inicio de la nueva etapa la confianza hacia el jugador fue absoluta. De hecho, atrás quedó la duda sobre su continuidad una vez que el oficialismo perdió las elecciones. Así, en lo que va de 2020, Russo le otorgó la titularidad a Tevez como uno de los dos delanteros en el amistoso contra Universitario de Perú y frente al Rojo; además, el espaldarazo del DT también quedó visible otorgándole la cinta de capitán.

La realidad es palpable: Tevez no influye en el juego y no logra el desequilibrio individual que lo llevó a convertirse en una estrella. Contra Independiente llamó la atención el cambio que realizó Russo una vez que Izquierdoz se fue expulsado. Dejó la cancha Agustín Obando, de buen rendimiento en el inicio, cuando todas las miradas apuntaban a uno de los dos delanteros: Zárate o Carlitos. Desde ahí, a Boca nada le salió bien, con el ex Vélez tratando de cubrir el sector izquierdo y Tevez perdido arriba, sin gravitar. El N° 10 está muy por debajo de su rendimiento y pierde casi siempre en el mano a mano con los defensores.

Se profundizan algunas cuestiones. Ya nada resultó igual para Tevez en Boca desde que regresó de China. A los 35 años, batalla semana tras semana con su edad y su físico. Queda claro que trata de estar a la altura de los más jóvenes, pero no siempre lo consigue. Falto de rebeldía, nunca volvió a demostrar esa jerarquía que lo llevó a triunfar en los mejores clubes del mundo. Este lunes, en declaraciones a Fox Sports, Russo volvió a ser terminante: "Yo creo que la posición de Carlos es de 9", aseguró. A contramano de lo que el futbolista aseguró muchas veces: de delantero central no es donde más cómodo se siente.

"A los jugadores que nos han dado tanto hay que tratarlos con cariño. Yo lo que deseo es que Carlos recupere la alegría de jugar a la pelota, él tiene que jugar a la pelota, no al fútbol. Como lo hacía cuando era chiquito", sostuvo Juan Román Riquelme. Le pide chispa. Lo concreto es que Tevez no sólo se trata de un jugador al que le cuesta hallar el lugar más propicio en la cancha, sino que inclusive en este último tiempo se lo ha visto en posiciones llamativas: en la derrota contra Tigre, en la final de la Copa Superliga, terminó el último tramo del partido parado en una especie de doble 5; una función similar ocupó en agosto del año pasado en el éxito 2-0 sobre Patronato.

En Boca, según se desprende de las declaraciones de su presidente, creen que el delantero todavía tiene mucho para dar. Explican, además, que la relación entre Carlitos y Riquelme está en un buen momento. "Si Tevez está bien y en forma, no tiene nada que envidiarle a Paolo Guerrero. Además, él tiene que terminar su carrera en Boca. Se quedó con nosotros y quiere luchar y pelear", aseguró Jorge Ameal.

Según explican quienes más cerca están de Tevez, el futbolista contó con la posibilidad de rescindir su contrato, pero decidió no ejecutar la cláusula. En principio, el atacante que el próximo 5 de febrero cumplirá 36 años seguirá hasta junio.

Mucho se habló, también, de la incomodidad. Llamativamente, en las últimas dos temporadas Tevez disparó contra los técnicos de Boca apenas se fueron. " Si seguía Guillermo, yo me iba. No me veía otro año así. Si ves un jugador que es ídolo en el club y vos traés a alguien para reemplazarlo y en el primer partido mandás a Tevez al banco, es una señal de que no te quieren", dijo el delantero cuando Barros Schelotto se fue a la MLS. Y siguió contra Alfaro en diciembre de 2019. "La única cara de culo que le puse fue contra River, porque me enteré en el vestuario que iba a ir al banco. Creo que ahí se me faltó el respeto". El desgaste rozó a varios. Son situaciones que, también, pusieron en jaque la idolatría de Tevez con una parte de los simpatizantes xeneizes. Desde ya, las opiniones son divididas, porque antes del inicio del compromiso contra Independiente otros miles de hinchas lo aplaudieron cuando la voz del estadio lo confirmó entre los titulares.

Ahora, el propio presidente xeneize se encargó de dar por terminadas las negociaciones por Guerrero. Y si bien el ciclo de Russo recién comienza, Boca tendrá que reacomodar varias piezas si no quiere que la Superliga empiece a teñirse con los colores de River. Será cuestión de buscarle a Tevez un espacio en el que se sienta cómodo. Una vez más. De allí podrían desprenderse algunas pinceladas para lo que se viene.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.