La Copa Sudamericana. Boca pasó por Uruguay sin orden, perdió, pero su suerte no está sellada