Boca: quién es quién entre los ocho juveniles que sumó Alfaro a la pretemporada

La quinta division de Boca, donde juegan, Lastra, Sanchez, Varela y Cortés, sumados recientemente a la pretemporada que realiza el equipo que dirige Alfaro
La quinta division de Boca, donde juegan, Lastra, Sanchez, Varela y Cortés, sumados recientemente a la pretemporada que realiza el equipo que dirige Alfaro Fuente: LA NACION - Crédito: Prensa Boca
(0)
19 de junio de 2019  • 08:00

La pretemporada suele ser uno de los momentos más importantes del año para un equipo. No solamente porque en esta etapa se realiza el trabajo físico más fuerte, imposible de llevar a cabo durante la actividad, sino porque también suele darse un recambio de nombres: algunos se van y otros llegan.

Pero al mismo tiempo, hay un lugar para los sueños. Porque los entrenadores deciden aprovechar este período para promover juveniles, evaluarlos y que incorporen la experiencia de formar parte de un plantel profesional.

En el caso puntual de Boca, Gustavo Alfaro decidió sumar ocho chicos de las inferiores xeneizes al trabajo que se realiza desde anoche en un complejo de Cardales, donde se quedará dos semanas.

El más conocido es Brandon Cortés, que este año ya jugó dos partidos oficiales: Nació en 2001 y es hijo de padres chilenos, por lo que del otro lado de la cordillera también lo siguen de cerca. Inicialmente jugaba de enganche, pero en el último tiempo se paró de centrodelantero. De hecho, esos dos partidos que disputó en Primera fue reemplazando nada menos que a Darío Benedetto.

El único arquero se llama Agustín Lastra. Nació en Tucumán, en 2001. Se destacó en todas las divisiones en las que jugó y está considerado uno de los mejores en su puesto de todas las inferiores xeneizes. No es una cara nueva para los integrantes del plantel profesional: ya se entrenó varias veces con ellos en el complejo Pompílio.

También en 2001 nació Santiago Ramos Mingo, marcador central zurdo. Su punto más fuerte es su fortaleza mental. Jugó muy seguido en el último campeonato de Reserva y está muy bien considerado por Rolando Schiavi.

Los dos volantes centrales son Iván Albariño (2001) y Adrián Sánchez (1999). El primero se destaca por su elegancia y su muy buen trato del balón. Quienes lo vieron jugar hablan muy bien de su despliegue, su visión, y que tiene tatuado el ADN xeneize: si hay que trabar con la cabeza, lo hace. Pese a que no es alto, gana en las dos áreas y tiene buena pegada de media distancia. Sánchez combina marca con juego y no es una cara nueva para Alfaro, quien ya lo había llevado a Ezeiza en la pretemporada de verano, para seguirlo de cerca. A Lechuga le gusta mucho: aunque no se entrenaba con la Primera, lo sumó al primer listado de la Copa Libertadores.

Aarón Molinas nació en 2000 y primero se probó en River. Pero no quedó. Solía formar parte del seleccionado de juveniles que enfrentaba a los profesionales durante la etapa de los Mellizos Barros Schelotto. Mucha técnica y gran visión son sus cualidades principales. Rodaje no le falta: fue sparring de la selección durante el Mundial Rusia 2018 junto a Manuel Roffo y Leonardo Balerdi.

Alan Varela no se destaca por su altura. Pero este enganche nacido en 2001, que en 2019 comenzó a tomar protagonismo, tiene una gran pegada. Rápido, también puede jugar de delantero.

El que completa la lista es Lucas Brochero. Nació en 1999 y juega de extremo, consecuencia de su velocidad y potencia. De características similares a Cristian Pavón y Sebastián Villa, podría abrírsele una oportunidad en el caso de que Kichán emigre. Se destaca por su buena pegada en los tiros libres.

Ocho nombres, ocho historias y ocho sueños diferentes. De Gustavo Alfaro, pero principalmente de ellos, depende que puedan hacerlo realidad con la camiseta de Boca.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.