Boca respondió con afiches tras la derrota en el superclásico de verano