Boca dio vuelta el partido en siete minutos y quedó a dos puntos de la cima