Boca y River, en una etapa crucial

Claudio Mauri
(0)
13 de mayo de 2003  

Boca y River se meten de lleno en la etapa más estresante de la temporada. Hasta aquí, ambos estuvieron a la altura de las demandas históricas que guían sus pasos: sostener las posibilidades de ganar el título en cada competencia que participan. Lo hecho hasta ahora, tanto en el Clausura como en la Copa Libertadores, es importante, pero mucho más lo será lo que queda por concretar. Ingresan en el embudo de la recta de definiciones, y de ese estrecho desfiladero no es sencillo salir indemne.

La balanza incorpora mucho elementos de peso, que van más allá de lo fútbolístico, como el desgaste, la resistencia, la ansiedad, el temple, la fortaleza mental, el convencimiento. El frente nacional y el internacional empiezan a estar estrechamente vinculados, porque lo que es la causa en uno puede transformarse en efecto en el otro.

Esta semana, Boca y River deben asegurar su permanencia en la Libertadores, en tierras brasileñas que no son del todo promisorias para sus aspiraciones. Más compleja es la situación del conjunto de Bianchi, que debe revertir en Belém el 0-1 de la Bombonera ante Paysandú, pero para River, el 2 a 1 de ida tampoco representa un cheque en blanco para el desquite con Corinthians. Estas situaciones, según como se sorteen, repercutirán en el ánimo. Un lastre que se pondrá a prueba en la cumbre deportivo-emotiva del 1° del mes próximo, con el superclásico en la Bombonera, por la 14a fecha, cuando es probable que se profundice alguna tendencia.

Para cualquiera de los dos objetivos, las perspectivas son ajustadas para ambos. No les sobra mucho, ni en recursos futbolísticos ni en variantes. Por si fuera poco, en el Clausura tienen prendido a un Vélez más descansado, sin presiones, que asumió sin complejos la lucha por la punta.

River y Boca son fluctuantes, un tanto ciclotímicos en el rendimiento. No le quitan la ilusión a sus hinchas, pero tampoco dan garantías. Y se están haciendo cargo de la compleja consigna de coronar en dos frentes. Una pretensión que, en Europa, y para dar una idea de su dificultad, no pudieron sacar adelante Manchester, Bayern Munich y tiene tambaleando a Real Madrid. River y Boca buscan el mejor final para historias que ya tienen el mérito de ser atrapantes.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.