Boca va por todo: las razones que tiene para plantarse y no jugar la final de la Copa Libertadores

Boca se planta y espera una definición de Conmebol.
Boca se planta y espera una definición de Conmebol. Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro Alfieri
Pablo Lisotto
(0)
27 de noviembre de 2018  • 17:41

Boca va a fondo. Por todo. Daniel Angelici ya sabía desde antes de viajar a Paraguay con qué escenario se iba a encontrar este mediodía. Que lo de hoy era apenas una puesta en escena. Que la Conmebol iba a anunciar una nueva fecha para disputar con River el segundo partido de la final de la Copa Libertadores (el 8 o 9 de diciembre). Por eso, salió rápido a hablar con los medios a plantear la postura inamovible del club que preside: pedir que se aplique el reglamento.

Desde anteayer, cuando presentó un expediente de 15 fojas (al que hoy le agregó otras 46) en el que le reclama a Unidad Disciplinaria de la Conmebol que hay pruebas suficientes para que ejecute el inciso 2 del artículo 8 de su reglamento, y que en consecuencia aplique las sanciones que plantea el artículo 18, en especial el punto L (descalificación de competiciones en curso y/o exclusión de futuras competiciones), el club estaba listo para la siguiente jugada.

Es por eso que Angelici habló de recurrir al TAS (Tribunal Supremo Superior del deporte) tan rápido, aun sin conocer si la decisión del Tribunal de Disciplina o la hipotética apelación en el Tribunal y la Cámara le resultan o no favorables. En este caso, el TAS es la tercera instancia.

Fuente: Reuters - Crédito: Jorge Adorno

Sobre los hechos en sí, el club considera que es un aspecto minúsculo discutir si la agresión más fuerte se dio dentro o fuera del perímetro planteado por el operativo de seguridad. Cree que es una pelea semántica medir en metros la barbarie. Los videos que sumaron los abogados de la institución al expediente, y que comenzaron a ver la luz recién hoy, dejan en claro que las agresiones continuaron a lo largo de todo Lidoro Quinteros, con mejor o peor puntería.

En las tomas aéreas, de drones y de cámaras de seguridad de la Ciudad, se ve como algunos hinchas con la camiseta de River corrieron detrás del micro de Boca para agredirlo. En una imagen tomada por una cámara de TyC Sports, se observa cómo dos proyectiles impactan contra el costado izquierdo del bus unos metros antes de que este ingrese al estacionamiento del Monumental. Además, según contó el chofer del ómnibus, una de las claraboyas del techo estaba astillada, como consecuencia de un piedrazo arrojado desde la tribuna Centenario.

Sería apresurado aventurar qué sucederá en caso de que todas las instancias de apelación fallen en contra de Boca. Aunque no se descarta que el club rompa relaciones con la Confederación. El club siente más que nunca que su poder en la región es inmenso. El apoyo de Palmeiras, Gremio, Cruzeiro, Atlético Mineiro, Peñarol, Deportivo Cali, Olimpia y Cerro Porteño, los primeros clubes en solidarizarse en esta situación, terminó de convencer a la dirigencia xeneize. Boca se siente más grande que la Conmebol. Y va por todo.

Fuente: LA NACION

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.