Borussia Dortmund se quedó con el clásico y dejó sin invicto al Bayern Munich