Bronca por el precio de las plateas

En Independiente se recaudaron 332.000 pesos; el costo va de 60 a 80 pesos; hoy se expenden las generales
(0)
28 de noviembre de 2002  

El fervor venció en la disputa con los bolsillos flacos. Ayer se vendieron 4700 plateas y se recaudaron 332.000 pesos para el decisivo encuentro entre San Lorenzo e Independiente, el domingo próximo, en el Nuevo Gasómetro. Nada importó que se tratasen de las localidades más costosas, entre 60 y 80 pesos. El entusiasmo de los fanáticos del Rojo, que desde temprano rodearon el estadio de la doble visera, no encontró obstáculos. Aunque la calma se alteró de manera impensada. El disconformismo de los hinchas, que ayer mismo exigieron el expendio de las generales -saldrán hoy a la venta para los socios-, encendió un pico de tensión, controlado rápidamente con algún refuerzo policial.

Hoy, entre las 11 y las 18, también en el estadio, en Alsina y Cordero, se venderán las 12.000 entradas generales, que tendrán un valor de diez pesos; las damas y los jubilados pagarán cinco, y los menores, tres. Sólo se entregará una por persona a quien presente el carnet del club con la cuota de octubre paga. Asimismo, proseguirá el expendio de las 5800 localidades restantes de la platea Sur.

Eran las 11.15. La fila comenzaba a un metro de las boleterías y seguía hasta la calle Alsina, donde se extendía por un par de cuadras. Dentro del estadio, los muchachos dirigidos por Américo Gallego apenas habían finalizado la práctica. De repente sonó el cántico que clamó por los lugares más accesibles: "Si no largan las entradas que qui... se va a armar".

"Es una barbaridad el precio que les pusieron a las plateas. Tienen que darnos las populares ahora", vociferaba Pablo Del Castillo, de 32 años. Al lado, su hermano Rodrigo, de 27, con el pelo tan rojo como la camiseta de sus amores, juraba una y otra vez: "No me voy hasta conseguir mi popular. Me quedo a dormir acá al lado (señalando la boletería N° 2)". Y varios compartieron esa idea, porque anoche, minuto tras minuto, crecía la hilera de fieles que pernoctarían en la vereda de la cancha.

"Nos reunimos con los dirigentes de San Lorenzo para consensuar el valor de las ubicaciones. Las plateas nos parecieron caras, pero ellos nos explicaron que no había otro reacomodamiento posible. La determinación final fue del club organizador. No hubo ninguna discusión", aseguró Fernando Sciaccaluga, vicepresidente segundo de Independiente.

Otros hinchas antepusieron el sentimiento a lo material. "No me importa nada. Pagaría cualquier cosa con tal de tener mi lugar cuando el Rojo dé la vuelta olímpica. Fui a todas partes y, después de tanta espera, el domingo no se puede escapar el campeonato", aseguró Francisco Ratazzo, de 21.

Para que no se produzcan inconvenientes por la mezcla de simpatizantes, San Lorenzo reubicará a los socios vitalicios y a los abonados de la platea Sur en la Norte (del lado de los bancos de los suplentes).

Y en el caso de los valores bien vale alguna comparación. Hace tan sólo cinco días, para el cotejo con Boca -al que sólo se le entregaron generales-, el mismísimo Independiente fijó el precio de las plateas entre 40 y 80 pesos, según la ubicación y la condición de socio o de invitado. En el superclásico entre River y Boca, que se disputó el 27 del mes último, los invitados abonaron entre $ 25 y $ 60.

Los parámetros pueden extenderse hacia los espectáculos musicales. Por ejemplo, para los recitales que dio el cantante Luis Miguel en Vélez, el último fin de semana, los valores de las plateas oscilaron entre 45 y 100 pesos. Mientras que los shows del grupo de rock norteamericano Red Hot Chili Peppers los asientos se cotizaron entre 50 y 100 pesos, el mes último.

La discusión se extenderá. Las cuentas se multiplicarán. Y sólo habrá una certeza: ni un hueco se verá en el Nuevo Gasómetro.

Montenegro, sí o sí

Pese a las molestias en el tobillo izquierdo, Daniel Montenegro jugará ante San Lorenzo, el domingo próximo. Así, Independiente se alinearía con Díaz; Serrizuela, Franco, Milito y Eluchans; Pusineri, Castagno Suárez y Guiñazú; Montenegro e Insúa; Silvera. El plantel quedó concentrado anoche en el hotel Presidente, de esta capital; mañana se entrenará en el estadio y luego se hospedará en el hotel Sheraton, en Pilar.

Por seguridad, no habrá vuelta

Entre las múltiples reuniones que tuvieron los dirigentes de Independiente y de San Lorenzo surgió un acuerdo llamativo: en caso de consagrarse campeón, el conjunto de Avellaneda no dará la vuelta olímpica en el Nuevo Gasómetro. Así, todos los festejos se trasladarán minutos después al estadio de la doble visera. "Se tomó esa decisión por seguridad", explicó un miembro de la comisión directiva de Independiente.

  • Hoy, a las 19, en el gimnasio de la sede de avenida Mitre 470, en Avellaneda, Andrés Ducatenzeiler asumirá la presidencia de Independiente hasta fines de 2005.
  • Finalmente, el Comité de Seguridad Deportiva bonaerense clausuraría el miércoles próximo el estadio del Rojo por las fallas organizativas ante Boca. El club tiene hasta el martes para presentar el descargo.
  • ADEMÁS
    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.