Cambios en la seguridad

La distribución del público será distinta
La distribución del público será distinta
(0)
31 de enero de 2002  

El clásico entre Racing e Independiente, que se jugará mañana en Mar del Plata y cuyo operativo de seguridad fue garantizado por el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Felipe Solá, será custodiado por 700 efectivos.

Al mismo tiempo se supo que la distribución del público en el estadio José María Minella será modificada a partir de los incidentes que se registraron en el último Boca-River.

El comisario mayor Carmelo Impari, jefe de la Departamental Mar del Plata, confirmó que habrá una distribución distinta de los hinchas en el sector de plateas y que se habilitarán boleterías, en distintos sectores, para las dos parcialidades.

Los hinchas de Racing que quieran ir al sector de plateas se ubicarán en la zona descubierta -donde el sábado último comenzaron los enfrentamientos entre simpatizantes de Boca y de River, mientras que los de Independiente estarán en las ubicaciones que están bajo techo.

"Creo que la medida de ubicar a los hinchas en distintas plateas ayudará al operativo. Además, entre los hinchas de Racing que estarán en la parte descubierta y la tribuna popular de Independiente, habrá un pulmón vacío para tener más separados a los simpatizantes", informó Impari.

Si bien el operativo en rutas será similar al de los partidos anteriores, esta vez hay un pedido especial a todos los destacamentos policiales para que estén atentos al paso de los barrabravas de ambos clubes.

Anoche se supo que Gendarmería Nacional dará apoyo logístico en las autopistas para controlar los ómnibus que transporten simpatizantes de los dos los dos equipos.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.