Apuestas, alarmas y los detalles de a quién "tocar": así se arreglaban partidos en España

Crédito: Captura TV
(0)
29 de mayo de 2019  • 14:34

MADRID (dpa).- España sigue impactada por la "Operación Oikos". Una investigación que terminó con detenciones de futbolistas y exfutbolistas por el arreglo de partidos de Primera, Segunda y Tercera división. El encuentro que hizo sonar las alarmas fue Nástic-Huesca, un partido de Segunda de la temporada 2017/18, y a partir de ahí se inició el rastreo de todas las partes involucradas. La Liga tiene un sistema que detecta movimientos extraños y les pone un puntaje de 0 a 5. El duelo en Huesca, en mayo de 2018, se movió entre el 4 y el 5.

Huesca había ascendido a Primera el fin de semana anterior. ENàstic, por su parte, a 29 puntos de su rival, se jugaba la vida para no descender a Segunda B, objetivo que logró con su victoria en este choque y, una semana después, en casa contra el Rayo Vallecano. El encuentro registró apuestas a favor del empate al descanso y de la victoria de los catalanes 14 veces por encima de lo normal.

"Hay que tener cuidado porque se están diciendo partidos para ver quién acierta", avisó Javier Tebas, responsable de la Liga. El diario Marca, por su parte, dio algunos detalles de la trama: "Son los intermediarios los que, según la Policía, escogen el partido más 'factible' de arreglar y hablan con los pesos pesados del vestuario. Capitán, centrales y arquero son las piezas clave de la operación. Intentan pactar apuestas combinadas -resultados parcial y final, córners..- e incrementan así los márgenes de beneficio".

La mirada oficial

El presidente de LaLiga, Javier Tebas, prefirió mirar el lado positivo tras lo acontecido este martes con la "Operación Oikos" contra una trama de arreglo de partidos y lo calificó "como un día de felicidad", mientras que lamentó que se esté "disparando demasiado" el hecho de señalar partidos sospechosos sin tener confirmación de la investigación.

"Yo sólo puedo confirmar lo que ha salido en la nota de la Policía. Nosotros pusimos la denuncia dos días después del Nàstic-Huesca y luego la Policía ha iniciado la investigación, con nuestra colaboración cuando la ha requerido. Ahora veremos cuando se levante el secreto de sumario", apuntó Tebas tras la firma del acuerdo entre LaLiga y la Comunidad de Policías de América (AMERIPOL).

En este sentido, y tras las palabras de Fernando Baranca, director general de Federbet, la agrupación de operadores de apuestas contra el fraude en el deporte, diciendo que había movimientos extraños en el Huesca-Betis y el Huesca-Valencia, el dirigente de la patronal de clubes aseguró que la alerta del sistema que tienen para detectar cualquier alteración "no saltó en ninguno de esos partidos".

"Federbet estuvo con nosotros y ahora cuando pueden salen para hacerse publicidad. Se está disparando demasiado (lo de decir posibles partidos sospechosos), se están diciendo partidos y a ver si se acierta, y eso es un flaco favor. Empieza a ser como los fichajes y hay que tener mucho cuidado con lo que hacemos", advirtió Tebas, que recordó que "no porque salte la alarma es por una irregularidad".

Además, no se mostró pesimista por un nuevo problema que pueda perjudicar a la imagen de LaLiga. "Desde hace tiempo es todo lo contrario. He visto portadas de 'Día negro' y es al revés, es que la Policía y LaLiga no nos dormimos", aseveró.

"La delincuencia está y trabajamos en reducirla al máximo, pero nunca se va a evitar. De vez en cuando hay un caso y porque pase eso no significa que esté todo manchado. Creo que es un día de felicidad y he mandado una carta a todos los patrocinadores demostrando que donde ponen su dinero, está limpio y no se puedan encontrar con problemas, que su inversión es segura, que vigilamos y que funciona lo que hacemos", añadió.

Por otro lado, Tebas recordó que respecto a otros casos similares como los del Levante-Zaragoza y el Osasuna-Betis se han producido "cambios legislativos importantes con los partidos que se investigan ahora". "Se agravaron algunas conductas en el Código Penal y se está favoreciendo las labores de investigación como el poder intervenir los teléfonos y se puedan acortar las investigaciones y que haya pruebas más directas", comentó.

"Hay que analizar caso a caso, pero se puede suspender una licencia o descender a un club, la legislación lo permite, otra cosa es que nunca se ha hecho", aclaró el abogado. "Hay que ver las pruebas y como se ha hecho, se estudiará y ver si se pueden tomar medidas provisionales", agregó pidiendo tener "perspectiva" y puntualizando que se inhabilitan a alguien luego un juez "dice que no se dirá que no se respetó la presunción de inocencia".

Tebas también dejó claro que hay nombres que cuando salen en estos temas "puede haber algo de corrupción deportivo" después de que haya salido el de Carlos Aranda, aunque también recalcó que no pretende decir que el exdelantero o Rául Bravo estén "implicados".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.