Cappa, entre el pálido presente y la incertidumbre por el futuro