Castigo para el Rojo

El Comité de Seguridad Deportiva bonaerense determinará hoy la clausura del estadio de Independiente por las fallas en la organización del partido ante Boca
(0)
26 de noviembre de 2002  

Entre el ministro de Seguridad de Buenos Aires, Juan Pablo Cafiero; el titular del Comité de Seguridad Deportiva, Mario Gallina, y representantes de la Municipalidad de Avellaneda, de Independiente y de Boca, se firmó el jueves último un acta de compromiso que estableció los detalles de la organización del clásico de anteayer. Sin embargo, en ese trascendental cotejo, con la definición del Apertura en juego, hubo varios aspectos de la seguridad que no se cumplieron y que quedaron al descubierto con el caos del final, en el estadio de la doble visera.

La tarde en Avellaneda mostró la otra cara que puede ofrecer un partido de tanta convocatoria como el de Independiente-Boca. El colaborador directo de Gallina, Gustavo Lugones, que estuvo en el encuentro en representación del Comité de Seguridad Deportiva bonaerense, determinará la clausura del escenario por las fallas organizativas del anfitrión: "Estuve en la cancha en representación de Mario (por Gallina) que está con un problema personal grave. Vamos a decidir la clausura de la cancha de Independiente. El club no cumplió en nada el acta de compromiso que se firmó el jueves último delante del ministro Cafiero", dijo. En lo que debió ser una tarde plena de fútbol mandó el caos por incumplimiento de varias reglas:

1 - El tamaño de las banderas. Ambos clubes desplegaron banderas de dimensiones no permitidas. "Las había de medidas antirreglamentarias en la intendencia de Independiente. Cuando constatamos eso lo hicimos filmar y le exigimos al intendente del club que las banderas no salieran de ese recinto. No se decomisaron en el momento porque sólo está penada la exhibición y no la tenencia dentro del estadio", expresó Lugones, que reconoció que se le permitió a la parcialidad de Boca ingresar sus banderas debido a la tensión que generó el despliegue que se dio en la tribuna del Rojo.

2 - La venta de plateas. Otro de los puntos que no se cumplió fue el de dejar vacíos los sectores 0 y 1 de la platea local, los más próximos a la popular visitante. "En ese lugar íbamos a poner a efectivos de infantería, pero estaba ocupado por personas que poseían entradas. Independiente vendió todo", dijo Lugones. Ante tanta cantidad de gente -se calculó casi 60.000 personas- no había lugar físico para trasladar a los plateístas que estuvieron en ese sector.

3 - La invasión de los hinchas. En el final del partido, una decena de hinchas invadió el campo de juego y el DT de Boca Oscar Tabárez fue agredido. "Hubo personas de civil sin la acreditación pertinente. Incluso, el cuarto árbitro (por Gabriel Brazenas) hizo sacar a varios, pero no fue suficiente. El partido no había terminado y los costados desbordaban de gente, que hasta gritó el gol de Independiente", fue otra crítica de Lugones. Independiente se comprometió a identificar con pecheras a aquellas personas que por sus labores debían estar en el campo. La estampida del final demostró que no hubo un control estricto.

4 - Bosta en la tribuna visitante. Los hinchas de Boca se encontraron en la popular con bosta y materia fecal humana. Algunas versiones indican que hinchas de Independiente habrían retirado la bosta del hipódromo de Palermo en dos camiones y la habrían desparramado en el citado sector anteayer por la mañana. "Esto se pudo observar desde la platea de Independiente. Yo no puedo hacer ninguna acusación, pero eso se hizo temprano y para ingresar en el estadio alguien abrió la puerta antes del operativo", declaró Lugones.

5 - Exceso de pirotecnia. En la reunión del último jueves se autorizó a Independiente a usar pirotecnia en el techo de la doble visera y cuatro bombas lanzapapelitos en el campo de juego. "Pero hubo fuegos artificiales por todos lados y en vez de cuatro se pusieron 18 bombas de papelitos", argumentó Lugones.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.