Central se llevó un premio exagerado

Derrotó a Chacarita con un gol de Vespa
(0)
29 de octubre de 2000  

ROSARIO.- A Rosario Central le alcanzó con un momento de inspiración de Liber Vespa y pudo sumarle tres puntos a su pobre campaña del Apertura. La victoria por 1 a 0 fue a todas luces injusta, ya que el cero a cero debió ser el resultado, por lo mostrado por ambos equipos. La poca claridad con la pelota, las imprecisiones y la ineficacia para generar jugadas de riesgo dominaron la escena de ambos equipos.

El arranque correspondió a Chacarita, que desde la conducción de Carlos Moreno y las subidas de Diego Rivero manejó con cierta soltura el juego. Dos cabezazos, uno de Gamboa y otro de Caballero, atajados brillantemente por Tombolini, fueron las únicas llegadas claras.

Pero Central llegó al gol en su primera visita al área rival. Vespa anticipó una pelota de cabeza en el círculo central, Ezequiel González alargó para Miguel Cáceres y su centro encontró otra vez a Vespa para la palomita goleadora. Sólo allí el equipo de Bauza se afirmó y dispuso más tiempo de la pelota.

En la segunda parte, el desarrollo no varió demasiado. Trabado y deslucido, los locales intentaron algo más en el inicio. Un derechazo del paraguayo Miguel Cáceres y una intervención de Pablo Sánchez que tapó Vivaldo resultaron las jugadas más claras. Central cerró filas en su terreno con el correr de los minutos y le dejó la responsabilidad del partido a Chacarita. Pero los visitantes rechazaron la invitación. Moreno no terminaba ninguna jugada bien, Rivero perdía más de lo que ganaba y Latorre y Carrario no aparecían.

Sobre el final tuvo la posibilidad del empate Chacarita: la tijera del ingresado Mario Lobo rozó el poste izquierdo de Tombolini.

Malo de principio a fin. Siempre impreciso. El 0 a 0 hubiese sido lo más justo. Pero se inspiró Vespa y la alegría fue canalla.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.