Champions League: Pochettino hace historia y disfruta su mejor momento en Tottenham

Tras 90 minutos frenéticos, el DT argentino llevó al club londinense a las semifinales después de 57 años; jugará con Ajax
Tras 90 minutos frenéticos, el DT argentino llevó al club londinense a las semifinales después de 57 años; jugará con Ajax Crédito: DPA
Claudio Mauri
(0)
17 de abril de 2019  • 23:59

La armada inglesa, con cuatro representantes en los cuartos de final, ofreció una batalla memorable en el Etihad Stadium. La Premier League llevó a la Champions League un capítulo trepidante, como para justificar su fama de competencia más atractiva del planeta. Que no significa que sea la mejor jugada ni en la que se cometen menos equivocaciones, pero sí la que garantiza una gran carga de adrenalina, derivada tanto de las virtudes como de los defectos dentro del campo.

Tottenham se clasificó a las semifinales gracias a los goles de visitante, tras perder 4-3 con Manchester City , y gracias al triunfo 1-0 de la ida. Detrás de ese simple enunciado quedó un partido que fue un aluvión de circunstancias que a cada rato alteraban el desarrollo, que de principio a fin fue una moneda en el aire que pudo caer de cualquier lado. Porque es imposible hablar de merecimientos en 90 minutos tan alocados, inciertos hasta el último segundo.

El vendaval se desató apenas la pelota se puso en movimiento. A los 20 minutos ya había cinco goles, con Manchester City arriba por 3 a 2. La secuencia fue 1-0 (Sterling) para el equipo de Pep Guardiola , 2-1 (ambos del el coreano Son) para el de Mauricio Pochettino y 3-2 (Bernardo Silva, tras asistencia del Kun Agüero, y Sterling) para los citizens. En los dos tantos del Tottenham mediaron gruesos errores con la pelota del zaguero central Laporte.

A los 15 de la segunda etapa, Agüero conseguía el gol de la clasificación (4-2) con un fuerte remate de derecha dentro del área. Fue la sexta conquista en esta Champions del exjugador de Independiente, que de alguna manera se redimía del penal que le atajaron en la ida. El arquero Lloris luego le tapó un cabezazo con una gran estirada.

Como si todo eso fuera poco, el VAR entró en acción para convalidar el gol de Fernando Llorente (3-3), que con parte de un brazo y del cuerpo conectó un córner. Hubo varios segundos de incertidumbre hasta que el árbiro turco Cakir chequeó las imágenes en el monitor. La tecnología volvió a tener incidencia en el descuento, cuando el pase a las semifinales varió en cuestión de segundos. Agüero asistió dentro del área a Sterling, que definió para el 5-3. Locura de felicidad en el Etihad. Guardiola hizo una corrida de festejo sobre la banda que recordó a la de Stamford Bridge, en aquel agónico gol de Iniesta a Chelsea que clasificó a Barcelona a la final de la primera dos Champions que obtuvo con el entrenador catalán.

La euforia local se esfumó cuando el VAR determinó que cuando salió el pase a Agüero el argentino estaba estaba en leve posición adelantada. Un par de minutos después, la explosión de alegría fue de Pochettino.

La obra de Pochettino

La clasificación a la semfinal empujó a Pochettino a las mayores muestras de júbilo que se le hayan visto en los casi cinco años que lleva en el club londinense. Habitualmente mesurado y con control de sus emociones, el nacido en Murphy después justificó sus gritos, puños al aire y abrazos con su cuerpo técnico: "Es uno de los momentos más importantes de mi carrera".

Su gestión es muy meritoria. Tottenham nunca dejó de crecer, potenció jugadores y supo adaptarse a la falta de presupuesto para contrataciones del club, embarcado en financiar la construcción de un nuevo estadio, finalmente inaugurado hace un mes. Tottenham fue el único equipo de la Premier League que en el mercado de pases previo a esta temporada no gastó una libra en refuerzos. Tampoco transfirió jugadores, lo cual le dio al DT argentino un escenario de estabilidad para seguir desarrollando su proyecto.

Con ese material, Pochettino llevó a Tottenham a una superación constante. Por primera vez entró en la etapa de grupos de la Champions en tres temporadas consecutivas. Y las campañas fueron ascendentes: en 2016/17 fue eliminado en su zona; en 2017/18 quedó al margen en los octavos de final sin haber sido inferior a Juventus, y en 2018/19 trepó a unas semifinales por segunda vez en su historia, desde que en 1961/62 no pasó la barrera del Benfica de la Pantera Eusebio.

Pochettino dejó desolado al City de Agüero y Guardiola
Pochettino dejó desolado al City de Agüero y Guardiola Fuente: Archivo

Ahora, el 30 de abril o el 1° de mayo disputará la primera semifinal ante un Ajax con el que comparte algunos rasgos, como el de apostar por jóvenes de condiciones promisorias. No buscan figuras hechas afuera, sino que las detectan cuando son precoces y las van puliendo hasta instalarlas en el alto nivel. Por algo Tottenham fue el equipo que, entre jugadores propios y otros que se formaron en su cantera y pasaron a otros clubes, más aportó al seleccionado de Inglaterra que fue cuarto en el Mundial de Rusia. Kyle Walker es un lateral derecho que los Spurs le vendieron a Manchester City hace dos temporadas en 51 millones de euros.

En la ida, Tottenham había perdido para el resto de la temporada a su goleador y futbolista más desequilibrante, Harry Kane. Este miércoles empezó con el danés Eriksen como falso centro-delantero. Antes del final del primer tiempo se lesionó el volante Sissoko e ingresó el centro-atacante Llorente. Por acumulación de amarillas, no contará con el decisivo Son en la primera semifinal. Otro desafío para que Tottenham demuestre que depende más de una estructura que de una individualidad puntual.

Alguna vez, Guardiola dijo que el candidato a la Champions siempre es el equipo que tiene a Lionel Messi. Lo sabe por experiencia propia: las dos que obtuvo, en 2009 y 2011, fue con Leo. No pudo con Bayern Munich (tres semifinales) ni con el City (un vez cayó en octavos, dos en cuartos). "Es duro, cruel, pero tenemos que aceptarlo. Estoy orgulloso, sobre todo por la afición. Nunca había visto el estadio así", expresó Guardiola.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.