Chelsea, a paso firme en Inglaterra