Chelsea logra el primer título de la temporada inglesa