Colombia armó una fiesta con ritmo de salsa ante Uruguay