Colón cortó una racha de 480 minutos sin marcar, le ganó a Arsenal y dejó a Nueva Chicago casi condenado