Your browser does not support javascript

Venezuela. Como afitrión, tiene que cumplir un mandato histórico: pasar la primera rueda