Cómo planifica el árbitro Loustau su actuación para el próximo superclásico

Mencionó que mira siempre la planilla de jugadores para confirmar si podrá funcionar lo que tiene previsto, en función de los formaciones y los nombres de ambos equipos
(0)
2 de marzo de 2016  • 20:14

Lógicamente, no hay desafío mayor para un árbitro argentino que encauzar un superclásico oficial. Patricio Loustau , el designado para el encuentro de este domingo a las 17, en el Monumental, se refirió en ESPN Radio (FM 107.9) a todas las implicancias de este duelo que concita la atracción mundial: "Es la cuarta vez que me toca dirigirlo. Hay una diferencia con las veces anteriores porque me avisaron sobre la fecha. Y sobre todo en cuanto a la prensa. Es uno de los partidos más importantes del mundo y amerita esa atención", mencionó.

La preparación: "Hace siete años que dirijo Primera en el fútbol argentino. Hoy el árbitro es estrictamente profesional. Es muy cuidado para tener el mejor nivel. Me ha tocado Central-Newell’s, Independiente-Racing y el Superclásico de verano. A nivel profesional el árbitro se prepara mucho, pero esto genera una tensión distinta y es verdad".

"La preparación está siempre. Hablo desde el lado del árbitro. La búsqueda de ser justo ha sido mi gran trabajo durante mi carrera. Somos seres humanos y en la vida misma tenemos defectos y virtudes, pero siempre intentamos hacerlo de la mejor manera. Analizamos todo y elaboramos estrategias, pero no hay que prejuzgar, eso es injusto. El camino es el de saber, intentar conocer y saber cómo se desarrolla la semana; ver qué futbolistas podrían jugar y demás. Los seis árbitros somos el tercer equipo que sale a la cancha y tenemos que tener estrategias acordes a cada partido, pero también saber adaptarnos. Los que mejor se adaptan son los mejores árbitros".

La estrategia arbitral: "En la previa recibimos la planilla de jugadores. La miramos siempre. Eso sirve para confirmar si lo que planificamos, dependiendo de las formaciones y los nombres, se podrá llevar a cabo".

El uso de la tecnología: "Tenemos un chip en la remera que, además de medir la frecuencia cardíaca, hace un GPS con nuestro recorrido. Hay que ver cómo se da el partido. Si es cortado y con muchas faltas, tenemos que estar cerca para evitar discusiones. Ahí el partido corre por el centro de la cancha. Ahora, si los futbolistas dedican su tiempo a jugar y el partido se da abierto, es posible que tengamos más superficie por recorrer. Buscaremos que el juego sea fluido y los futbolistas muestren su destreza y capacidad".

Seis hombres en el cuerpo arbitral: "En Mar del Plata ya me tocó que seamos un equipo de seis. En otros, durante el torneo volvimos a ser cuatro, pero en los interzonales se vuelve a ser seis. La búsqueda es tener respaldo y bajar la posibilidad de errar. Se busca justicia. Todos los ojos que hoy somos deben ayudar a que tengamos una buena tarea".

Aquella mano de Carlos Tevez en el amistoso de este verano en Mar del Plata: "La cancha a veces se divide en segmentos y he tenido la suerte de que, con la mano, mis colegas estaban bien ubicados. Cuando una pelota va al área y hay muchos futbolistas es difícil ver toda la jugada. Por suerte pudieron colaborar conmigo y bienvenido sea".

Su padre, Juan Carlos Loustau: "Mi viejo y mi vieja me han educado con ciertos valores y principios para afrontar de una manera clara la vida. En cuanto a lo arbitral, ya veía a los 14 años que me aferraba a una discusión de fútbol y sin darme cuenta aprendía. Mi viejo me ha dado la posibilidad de charlar mucho de fútbol y darme muchos conceptos. En la esencia hay cosas de enorme valor que llevo conmigo".

Es una actividad compleja y hay que ser fuerte, siempre tener ánimos de aprender y mejorar (Patricio Loustau)

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.