Como un asunto de estado: Suárez, en Montevideo

El presidente José Mújica atacó con vehemencia a la FIFA: "Es una monstruosa agresión, no sólo a un hombre, sino a un país, fundamentalmente por la forma"; apoyo de todos los uruguayos
Nelson Fernández
(0)
28 de junio de 2014  

MONTEVIDEO.- Con su familia, Luis Suárez seguirá el Mundial por televisión. Y a las cinco de la tarde de hoy estará frente a la pantalla, sufriendo como tres millones y medio de uruguayos que hinchan por la casaca celeste. En medio del temporal por la durísima sanción que recibió, el delantero apareció ayer en el balcón de su casa de descanso, junto a sus hijos Delfina y Benjamín. Se le vio tranquilo, resignado, agradecido. Vecinos, hinchas y móviles de la televisión estaban haciendo vigilia frente a su casa. Y cuando todos creían que seguiría encerrado en su dolor y con el respaldo de su propia familia, el delantero salió al balcón y saludó para las cámaras.

Una manifestación colorida y bullanguera había esperado durante horas el retorno de Suárez al país. Familias enteras concurrieron al Aeropuerto de Carrasco para expresar respaldo al futbolista. El vuelo tuvo sucesivas postergaciones; lo esperaban para las ocho de la noche, luego se fue corriendo y la espera se hacía eterna. El presidente José Mujica fue expresamente a darle la bienvenida y tuvo que esperar largo rato. Se volvió a la chacra y luego, cuando sí estaba Suárez en camino, "Pepe" Mujica volvió a la terminal aérea. Eran las cinco y media de la fría madrugada, cuando en medio de una niebla llegó el avión con Suárez. Mujica dijo que su abrazo fue el de todos los uruguayos y opinó que la FIFA se había manejado con "truculencia", con "una monstruosa agresión" que era "no sólo a un hombre, sino a un país". Para el jefe de Estado, la sanción a Suárez "será una eterna vergüenza de la memoria de los Mundiales".

Una camioneta blanca y un automóvil salieron de la terminal hacia la zona de Solymar, donde llegaron apenas un cuarto de hora más tarde. Y ahí también había hinchas esperando para alentarlo. Con su esposa Sofía y los dos hijos, entraron en la casa de veraneo en ese modesto balneario. Mujica dijo que pensaba ofrecerle un refugio especial: "Si se queda por acá, lo voy a invitar a Anchorena con su familia, para que se olvide de todo lo malo que pasó".

Más tarde, el jefe del Estado habló del tema en su audición radial "Habla el presidente", que se emite por la emisora privada M24. Dijo que Suárez es "un muchacho genial", y "que es brillante en la cancha", pero admitió "que no pudo soportar una ?calentura' de ese jueguito sordo de lima que se utiliza en el fútbol como una de esas herramientas, no deportivas, para calentar al adversario". Y precisó: "No aguantó y estalló". Mujica adjudicó responsabilidad a los futbolistas italianos: "Se lo hicieron, lo trabajaron". Y luego cargó sobre la FIFA: "Hemos tenido que padecer, no una justicia o una sanción, que en parte podía entenderse, y sólo en parte, pero no puede entenderse jamás la truculencia, la forma, los procedimientos aplicados, una monstruosa agresión, no sólo a un hombre, a un país. Fundamentalmente por la forma, se transforma en un contenido peyorativo de desprecio, de aplastamiento".

Sobre el encuentro en la Base Aérea, el presidente contó las idas y vueltas: "Le dimos un humilde abrazo en nombre del pueblo uruguayo. Estábamos con la familia, recibiéndolo en una mañana fría, pero todos con el corazón muy caliente, unidos como sociedad. En realidad, más que ir por nosotros tratamos de simbolizar el afecto del pueblo uruguayo, que en estas condiciones no juzga, da afecto, porque todo lo demás equivale a pegar en el suelo".

Al final, el presidente se refirió al partido de hoy: "Que el dolor y la ofensa no nos achiquen el alma ni la visión. Confiamos y estamos al lado de nuestros compatriotas. En el triunfo o en la derrota al lado de ellos, con ellos y agradecidos por lo mucho que nos han dado".

Chiellini: "Me parece excesiva"

Giorgio Chiellini, el defensor italiano agredido por Suárez, cuestionó la sanción: "Siempre pensé que las decisiones disciplinarias son indiscutibles. Pero esta vez me parece excesiva"

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.