Con asistencias de lujo, Silva se ganó la ovación de la Bombonera