La Copa Libertadores. Con las virtudes de siempre, Braña tienta a Maradona