Con Messi o sin él, el Barcelona deja más puntos como local que siendo visitante