Con nuevo look, Fabbiani espera su primer superclásico