Con poco, Belgrano venció y es un sorpresivo puntero

Con goles de Desagástizabal y López, ganó por 2 a 0 a Banfield y lidera con River y San Lorenzo
(0)
27 de agosto de 2001  

CORDOBA.- Este instante feliz como líder, que obviamente disfruta, no le quita el futuro turbulento a Belgrano, que deberá sumar mucho más para evitar las presiones de la temporada pasada. Hoy se muestra puntero después de ganarle 2 a 0 a Banfield, sin haberle sobrado nada, poniendo en escena un tesón y una disciplina de conjunto que le pueden dar réditos y esperanzas en su derrotero, pero ofreciendo también desconcierto y demasiada prudencia para cuidar el resultado.

Fue mejor que su adversario cuando lanzó a Quintana y Desagastizábal por los costados, en su versión más arriesgada y ambiciosa. Quintana, respaldado por Martina, generó problemas por la izquierda. Desagastizábal llegó al gol precisamente por el otro costado. Obolo, mientras, en cada pique, forzaba la atención de sus marcadores.

Banfield, en tanto, tardó un poco en definirse. Se sostuvo en el buen toque de Del Río y en el sacrificio del resto para reaccionar definitivamente luego del primer tanto de Belgrano. Desde ese momento se soltó Lujambio y merodeó por todo el ancho de la cancha llegaron con más ímpetu Cervera y Damián Giménez y el partido entró en una puja que sólo se definió al final, al producirse el gol de penal de Julio López.

Lo que sucedió entre los goles mostró a Banfield como dueño del balón y el territorio, y a Belgrano demasiado resguardado en los dominios de Olave, que respondió bien cuando se lo exigió.

Belgrano ganó, pero ni siquiera tiene tiempo de festejar. Mañana, frente a Vélez, tendrá otro de los tantos exámenes que deberá aprobar para mantener la categoría.

Apuntes

Prudencia. Carlos Ramacciotti, DT de Belgrano, fue muy cauto en sus apreciaciones, pese a la sorpresiva ubicación del equipo en lo alto de la tabla. “Me gustó el orden táctico del equipo, pero no me agradó el trabajo ofensivo que hizo. No pudo dar varios toques seguidos y nos fuimos metiendo en nuestro propio terreno. Aunque hay que aclarar que en esto último mucho influyó la labor de Banfield, que por momentos nos superó.”

Reencuentro. Ramacciotti recibió un efusivo abrazo de Josemir Lujambio cuando terminó el encuentro. El delantero, que ahora se desempeña en Banfield, fue respaldado por el entrenador en su última etapa como futbolista de Belgrano, contra la opinión de muchos hinchas que no lo querían en el equipo.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?