Con Riquelme, Castromán e Ischia, Boca pone en marcha un nuevo ciclo

Hoy el plantel se juntará en Casa Amarilla; el flamante entrenador podría contar, además, con la llegada del paraguayo Julio César Cáceres
Christian Leblebidjian
(0)
7 de enero de 2008  

Por haber jugado el Mundial de Clubes, en Japón, Boca es -junto con Newell s y Argentinos- uno de los últimos equipos en volver a las prácticas. El encuentro será hoy, desde las 9.30, en el predio de Casa Amarilla, donde los jugadores se reunirán y, a las órdenes del entrenador Carlos Ischia, comenzarán con la pretemporada exigente, de acuerdo con un calendario que en el primer semestre tiene tres frentes: la Copa Libertadores, el torneo Clausura y la Recopa, que deberá jugar con Arsenal.

Además de la novedad del director técnico, que llegó para reemplazar a Miguel Angel Russo, se presentarán el preparador físico Juan Manuel Alfano (ex colaborador de Héctor Cúper), Juan Román Riquelme, la gran incorporación xeneize, y Lucas Castromán, un refuerzo pedido por Ischia. El ex jugador de Vélez y América fue citado para efectuar la revisión médica junto con el resto de los futbolistas y pasado mañana viajará a Tandil para hacer la pretemporada. Los dirigentes confían en que la otra cara nueva será la del paraguayo Julio César Cáceres, aunque todavía restan definir algunos detalles con Tigres, de México. Boca ofreció por él 2.500.000 de dólares.

En cuanto a las bajas, además de las partidas de Ever Banega a Valencia, Juan Krupoviesa a Olympique Marsella y Carlos Bueno (rescindió su contrato), en las próximas horas quedaría cerrada la venta de Neri Cardozo a Cruz Azul, de México, y también podría emigrar al mismo país Jesús Dátolo. De concretarse alguna de las dos transferencias, Boca ya tiene al reemplazante: Pablo Guiñazú, de Inter, de Porto Alegre.

Carlos Ischia estuvo unos días en Mar del Plata y luego viajó a Tandil para ver las instalaciones de la Posada de los Pájaros (la última vez que estuvo fue en 2001) y los campos de entrenamiento. Además del preparador físico Alfano, estará con él Julio Santella para supervisar todo. Para Ischia también será un día especial, ya que volverá a Boca, pero como el máximo responsable de la conducción técnica. Su primera misión será motivar a un plantel que viene de perder la final con Milan, en Japón, aunque él lo dejó bien en claro: "Confío en los jugadores. Ya dieron muestras de que se levantaron luego de cada traspié. Pasó luego de perder la final de la Copa Libertadores 2004; también tras caer en la final con Estudiantes, en 2006. A nadie le gusta perder, pero hay objetivos importantes este año y vamos a estar mentalizados en lograr lo mejor".

Martín Palermo siempre fue un ejemplo para los más jóvenes. Estuvo de vacaciones en Mar del Plata y más allá de los partidos de fútbol informales o el voley playero (uno de los deportes de su infancia) repitió que "en Boca siempre hay que aspirar a lo máximo". Su obsesión es alcanzar el récord de Francisco Varallo como máximo goleador en la historia xeneize y está a 19 gritos de conseguirlo.

El nuevo líder del equipo será Riquelme, influyente en las decisiones que se tomarán dentro y fuera de la cancha, y hasta se mostró en favor de las incorporaciones, como Castromán, Cáceres y Guiñazú. "Cuanta más calidad haya, más se van a tener que esforzar todos para ser titulares." Fue un mensaje a la altura de la exigencia que tendrán en el primer semestre de 2008. Llegó el día. Boca les pone fin a las vacaciones: larga ilusionado y con caras nuevas.

  • Cómo será la agenda xeneize en el verano

    Carlos Ischia debutará como DT de Boca el 15 de enero ante Independiente, en Mar del Plata, por el Pentagonal de Grandes. En la misma ciudad, jugará ante San Lorenzo (19/1) y River (26/1). El 22 se medirá con Racing, en Salta, y el 2 de febrero lo hará otra vez con River, pero en Mendoza, por la Copa Desafío.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Deportes

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.