Con un barrabrava menos

Está detenido un jefe de la hinchada de Racing; un grupo de ella ayer estuvo en la práctica
(0)
22 de agosto de 2001  

El tema de la seguridad y de las barras bravas siempre produce novedades cuando se avecina un clásico entre Independiente y Racing. Como sucedió ayer, al conocerse que uno de los jefes de La Guardia Imperial fue detenido en los últimos días y, en principio, deberá pasar treinta días en esa condición.

El viernes último, mientras se jugaba Racing v. Argentinos, la policía detuvo en el estadio Presidente Perón a Héctor Heredia, conocido como Jaimito, por orden del juez de paz de Avellaneda, Julio Battafarano. La disposición del magistrado, que invocó la ley número 10.929, respondió a una riña ocurrida el año último en la tribuna de Racing, en ocasión de un partido ante Lanús.

Según se supo, Heredia estaba al tanto de que sería arrestado, pero decidió ir igual a la cancha y no opuso resistencia cuando se lo aprehendió. La actuación policial corresponde a la seccional 1a de Avellaneda, pero por tratarse de una contravención fue alojado en la seccional 7ª de esa misma jurisdicción, por un mes. El barrabrava detenido protagonizó en los últimos tiempos algunos episodios violentos, como agredir, a comienzos del año último, a un periodista.

Por esa detención, Jaimito no integró el grupo de barrabravas que ayer por la tarde estuvo en Racing mientras el plantel practicaba en el estadio. La presencia de estos hinchas, en un número variable y con libertad de movimientos, es casi habitual cuando el entrenamiento es vespertino y se desarrolla en ese escenario.

Ayer, al igual que en las últimas ocasiones, el acercamiento con los jugadores fue, según pudo verse, en términos normales y sin que se produjeran problemas. Los ocho o nueve hinchas, que estaban en un grupo en el playón adyacente al estadio, aguardaron la salida de los futbolistas después del entrenamiento y luego se les acercaron individualmente para conversar.

  • A todo esto, la policía avanza en la diagramación del operativo de seguridad para el domingo próximo. El comisario Juan Carlos Puchulo, de la seccional 1a, informó que serán 800 los efectivos asignados, el doble de lo que se afecta en un dispositivo normal.
  • "Por ahora no hay novedades; está todo normal", dijo Puchulo. El día del clásico, la policía recorrerá la zona desde las 8, y a las 11 arrancará el operativo, que incluirá cortes en varias calles.

    Vía libre para Campagnuolo

    Gustavo Campagnuolo podrá debutar en Racing el domingo próximo. Ayer, la Cámara de Apelaciones del Trabajo revocó el fallo del juez laboral de primera instancia Mario Zuretti, que no había concedido la medida cautelar pedida por los abogados del arquero para poder trabajar. El pedido fue por una inhibición trabada a San Lorenzo, el anterior club de Campagnuolo. Sólo resta que la AFA se notifique y dé el permiso definitivo.

    ADEMÁS
    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?