El torneo Clausura. Contra las cuerdas