Copa América. Primera señal: Di María ya corre con los suplentes de la selección

Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli
Andrés Eliceche
(0)
16 de junio de 2019  • 13:18

SALVADOR DE BAHÍA.- Las señales de la derrota a veces no son tan diferentes a la de una victoria. Había que ver esta mañana a los jugadores de la selección argentina, sus gestos de calma, mientras se subían al bus que los iba a llevar al entrenamiento en el campo de Vitoria, ubicado a 15 minutos de viaje del hotel. Pasa Lionel Messi y se frena, acepta fotos, firma autógrafos y demora un momento en seguir su camino. Lo mismo pasa con Franco Armani, por ejemplo. No es que perder no duela, y más en un debut de un torneo corto: será que la charla que tuvieron en el vestuario no bien terminado el partido les hizo cambiar el chip. "Hablaron los más grandes, dijeron que esto recién empieza, que no hay que caerse", le contaba Rodrigo De Paul a LA NACION después del partido, mientras por detrás suyo, felices, pasaban los jugadores colombianos.

Con el sol rebotando sobre sus cabezas, un grupo de jugadores se movieron sin prisa en una cancha auxiliar, a metros de la principal, desde las 11 de la mañana. La novedad, en todo caso, fue advertir que en ese lote estaba Ángel Di María y no De Paul, que lo reemplazó en el entretiempo. Todos suplentes y Di María, podría entenderse, o bien empezar a perfilar al rosarino del lado de afuera de la cancha para el próximo partido, el miércoles contra Paraguay. Al cabo, los dos habían jugado los mismos minutos, pero el que se quedó en el gimnasio con los demás titualres fue De Paul. También se movió Armani con Juan Musso y Agustín Marchesín, los arqueros.

Lionel Scaloni miraba a un costado, sin dar demasiadas indicaciones. Las arengas corrían por cuenta de Luis Martín, el preparador físico, que ordenaba los movimientos. Lejos de la vista del periodismo -que pudo obervar los primeros 15 minutos-, Messi y compañía hacían los típicos movimientos regenerativos post partido. "Hay un buen grupo, nos vamos a levantar", había dicho el capitán en la xona mixta del Arena Fonte Nova.

La rutina de la selección indica que a las 18 el plantel volará a Belo Horizonte, su próxima casa en la Copa América. Vendrán días de decisiones de parte del cuerpo técnico, que ya analizó los videos de el 0-2, la primera derrota que sufre la Argentina en su debut en este torneo en 40 años. Algunas pistas ya aparecieron: la salida de Di María asoma inevitable.

Conforme a los criterios de

Más información

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.