Recién en los penales, España le ganó a Italia para llegar a la final de la Copa Confederaciones