Copa Libertadores: River se juega su chance sin público y sin la seguridad de Armani

Marcelo Gallardo deberá conducir otra vez a un River ante tribunas desiertas
Marcelo Gallardo deberá conducir otra vez a un River ante tribunas desiertas Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro Alfieri
Juan Patricio Balbi Vignolo
(0)
11 de abril de 2019  • 00:12

En Núñez hay una única sensación: es el momento de apretar el cuchillo entre los dientes, presionar el acelerador y sacar a relucir la chispa del equipo avasallante que suele aparecer en las citas cruciales. Si quiere tomar aire y mirar el Grupo A de la Copa Libertadores con otros ojos, River necesita dejar atrás los tres primeros empates y conseguir ante Alianza Lima (hoy, desde las 19) un triunfo que le permita ubicarse en el segundo puesto. Depende de sí mismo. Y eso es una ventaja para el equipo de Marcelo Gallardo .

Una vez más, el Monumental tendrá ese ambiente extraño, que transforma lo que sería un espectáculo sensacional en un escenario gris y diluido: será el último partido a puertas cerradas por la sanción que le impuso la Conmebol luego de los incidentes del 24 de noviembre en la fallida final con Boca que se mudó a Madrid. Y Gallardo sabe más que nadie que los jugadores tendrán que sacar ese plus que suelen tener cuando el público los empuja.

Pese a eso, el panorama todavía no es apremiante. El triunfo de Inter por 3-2 ante Palestino dejó al conjunto brasileño clasificado y en la cima del grupo con 10 unidades. Así, de ganarle a Alianza Lima (un punto), River alcanzaría el segundo escalón con 6 puntos y tendría la posibilidad de asegurar su clasificación en la 5a jornada (24 de abril) cuando le toque visitar a los chilenos, que suman 4 unidades. De cara a lo que promete ser una definición cerrada, también será vital la diferencia de gol que logre conseguir.

Por eso, y por el pasado reciente, el foco también estará puesto en el arco propio. ¿Por qué? Porque volverá a atajar Lux, ya que anoche fue desafectado de la concentración Franco Armani, que se había entrenado de manera diferenciada tras sufrir una lesión muscular el 30 de marzo, ante Talleres. Gallardo creyó conveniente no arriesgarlo y nuevamente atajará Lux, de bajos rendimientos ante Inter (2-2) y Tigre (derrota 3-2).

Los números de Lux no son alentadores: disputó tres partidos en el año y recibió 8 goles (además de los 5 de la última semana, también atajó en la caída 3-1 con Patronato en enero). Pero, además, el domingo pasado se vivió en el Monumental un ambiente de inseguridad cada vez que el arquero de 36 años fue exigido. Gallardo volverá a apostar por Lux, ya que Enrique Bologna no juega desde diciembre de 2017 y Ezequiel Centurión no debutó en Primera.

Como es habitual, el equipo titular recién se conocerá en el anillo del estadio a minutos del inicio, pero se estima que Bruno Zuculini seguirá como volante central y podrían aparecer Nicolás De La Cruz por Cristian Ferreira y Matías Suárez en reemplazo de Rafael Borré. El gol de tiro libre que convirtió De La Cruz frente a Inter fue un gran aliciente para su confianza y el DT le daría una oportunidad de lujo para mostrar su potencial. En tanto, el momento de Borré no es el mejor (no convierte hace nueve juegos y su último gol fue el 3 de febrero en el 2-1 a Vélez) por lo que Suárez, de buenas actuaciones desde el banco, podría tener su chance.

Por otro lado, hay buenas noticias para el cuerpo técnico de cara a lo que vendrá: Exequiel Palacios, quien sufrió en febrero la fractura del peroné derecho, regresaría el próximo miércoles ante Argentino de Merlo en Salta por los 32vos de final de la Copa Argentina. Además, Milton Casco, quien continúa recuperándose de la fractura en la clavícula derecha, ya hizo trabajos con pelota y podría volver antes de terminar el semestre.

Otra prueba de fuego se aproxima para River mientras el margen de error se achica. En casa, y sin su público, tendrá que recuperarse tras perder los 13 partidos invicto y sacar a relucir sus mejores cartas para afirmarse como un sólido candidato a retener la corona continental.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.