"Corea no fue beneficiada", dijo Blatter

(0)
25 de junio de 2002  

TOKIO (ANSA).– “No hay ningún complot contra nadie para favorecer a Corea del Sur”, afirmó Joseph Blatter, presidente de la FIFA, en un comunicado oficial distribuido por la propia entidad. Y anunció que en 2003 se experimentará con un cuarto árbitro dentro del campo de juego, para determinar si la eficiencia de los jueces se incrementa con este sistema.

Blatter rechazó las acusaciones de favoritismo hacia Corea del Sur, tras sus polémicas victorias ante Portugal, Italia y España.

“Cualquier acusación de un complot en favor de la República de Corea es rechazada de plano y carece de todo fundamento”, afirmó Blatter, según el comunicado. La declaración se realizó horas después de que el presidente de la Comisión de Arbitros de la FIFA, el turco Senes Erzik, admitió que hubo “uno o dos errores graves que fueron motivo de fuerte preocupación”.

Blatter, días atrás, había admitido gruesos errores de los jueces, especialmente de los líneas, y pidió que para las semifinales y la final fueran elegidos los mejores árbitros, más allá de su nacionalidad.

La sombra de los arbitrajes se concentró en los últimos dos partidos de Corea: en los octavos de final, en el match ante Italia, y en los cuartos, frente a España, que fue perjudicado porque le anularon dos goles legítimos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.