Cuál es el escenario que le espera a Tabárez en Boca

El DT es respetado por el plantel, que tendría un par de refuerzos y no sufriría ventas
Christian Leblebidjian
(0)
30 de diciembre de 2001  

Oscar Washington Tabárez está de regreso. El entrenador uruguayo se encuentra en Montevideo, planificando lo que será el nuevo Boca, el mismo que tendrá su primer compromiso oficial el 13 de febrero próximo ante Wanderers, en la Bombonera, por la Copa Libertadores. El objetivo es lograr el tricampeonato de América. Ahora bien, ¿cuál es el escenario que le espera a Tabárez en Boca? ¿Están contentos los jugadores con el reemplazante de Bianchi? ¿Qué opinan los dirigentes? ¿Qué refuerzos llegarán y qué futbolistas se irán? Veamos:

  • El peso de la sucesión . Es obvio decir que a Tabárez le tocará la difícil tarea de reemplazar nada menos, que a Carlos Bianchi, el DT más exitoso en la historia xeneize, con quien consiguió seis títulos, incluyendo una Copa Europeo-Sudamericana ante Real Madrid; pero el Maestro no empieza de cero. No es un desconocido para la gente, sabe lo que es Boca y cuenta con el apoyo de los hinchas, que le reconocen el trabajo que hizo desde enero de 1991 hasta mayo de 1993.
  • Con qué se encontrará . Es muy probable que Boca no transfiera a ningún jugador, por más que Córdoba haya dicho que ante Independiente jugó su último partido; no llegó ninguna oferta por el colombiano ni por Juan Román Riquelme ni por ningún otro futbolista. Entonces, se puede decir que Tabárez contará con Córdoba, Serna, Riquelme y Guillermo Barros Schelotto, que sería la base del nuevo equipo. El tema será ver cómo Tabárez motivará a un plantel que ganó todo.
  • El pensamiento del plantel . Los jugadores más representativos reconocen por lo bajo que Tabárez es un hombre honesto, aunque piensan que posee una personalidad más fría y más distante que la que tenía Bianchi. Por eso, se pusieron contentos cuando se enteraron de que Alberto Márcico será el ayudante de campo. Saben que el Beto puede ser el nexo ideal entre el entrenador y el grupo.
  • ¿A qué jugaron los dirigentes? Intentan apagar el costo político que les puede significar la ida de Bianchi con la llegada de un hombre querido por los simpatizantes xeneizes. Esta decisión se tomó tras las negativas de Pellegrini y de Basile de aceptar el cargo.
  • Los refuerzos. Boca pretende un número nueve y un defensor. Para la última línea se habla de Diego Crosa (Betis) y de Leandro Cufré (Roma); el delantero lo están buscando, aunque esto sería tan difícil como "encontrar oro en medio de la ciudad", según confió Tabárez.
  • El Maestro, más allá de pasar fin de año en Uruguay, ya empezó a trabajar con la cabeza puesta en Boca.

    El pizarrón del Maestro

    Tabárez no es muy distinto a Bianchi en cuanto a la preferencia por los sistemas tácticos. En el Boca campeón del Apertura 92, el Maestro utilizó un esquema 4-3-1-2, con Navarro Montoya; Soñora, Simón (Medero), Giuntini y Mac Allister; Villarreal, Giunta, Tapia y Márcico; Sergio Martínez y Cabañas (Carranza).

    Haciendo un paralelismo con el plantel que tendrá Tabárez hoy, y sin contar con las probables incorporaciones, Boca podría formar con Córdoba; Jorge Martínez, Rolando Schiavi, Nicolás Burdisso y Clemente Rodríguez; Walter Gaitán (en 1992, Carlos Tapia, también zurdo, llegó a jugar como volante por la derecha en varios partidos), Mauricio Serna, Cristian Traverso y Juan Román Riquelme; Guillermo Barros Schelotto y Alfredo Moreno.

    Otra posibilidad es que se incline por ubicar a Serna como líbero, aunque el sistema no es de las preferencias de Tabárez.

    ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Deportes

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.