Cuál es el equipo que Lionel Scaloni tiene en la cabeza para la Copa América

Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Hafford
Cristian Grosso
(0)
21 de mayo de 2019  • 16:22

Un equipo intenso, directo, vertical, apresurado por sorprender al rival ante cada pérdida del balón para arrinconarlo contra su arco. Sin llegar a despreciarla, la posesión no aparecerá entre las prioridades en su mecánica colectiva. Transiciones veloces para no entretener la pelota, ese es el eje rector para Lionel Scaloni . Desde este concepto debe entenderse entonces la elección de 23 futbolistas que participarán en la Copa América : la versatilidad es un valor agregado. El entrenador buscará jugar de diferentes maneras, con esquemas cambiantes. Por eso, en su nómina aparecen apellidos que pueden ajustarse a distintas posiciones. Salvo los arqueros, todos los demás futbolistas pueden desempeñarse en, al menos, dos puestos diferentes.

¿Ejemplos? Casco puede cubrir cualquiera de las dos bandas. Funes Mori y Foyth son centrales que se pueden reconvertir en laterales, uno por la izquierda y el otro por la derecha. Pezella y Otamendi pueden intercambiar las zagas. Tagliafico puede ser central. Entre los volantes, la adaptabilidad es más pronunciada aún: Paredes puede ser 5 de salida o hasta enganche; Lo Celso, doble 5, interior o hasta el tradicional N°10; para Palacios y Pereyra es natural desprenderse con ambos perfiles y aparecer por sorpresa; Di María es extremo o interior, como Acuña, que también cubre el lateral; Suárez puede ir por afuera o marcar referencias en el área; Dybala está en condiciones de ir por detrás de las puntas o ser una de las puntas, como Agüero. Y Messi, se sabe, es el titiritero y el killer a la vez. Son apenas algunos ejemplos, pero a todos se les advierte, como mínimo, una doble función.

¿Pero Scaloni cuenta con una formación en la cabeza? Desde luego, siempre bajo la partitura subrayada de la verticalidad. Después, el esquema rotará. El que más utilizó es el 4-3-3, pero en la Copa América también apelará al 4-4-2. Y otras derivaciones, según los matices del rival o el momento de los partidos, serán el 4-2-3-1 y el 4-3-1-2. Que el equipo se descomponga continuamente será un grado de madurez estratégica que dejará muy conforme al entrenador.

¿Nombres? El arco será una discusión día a día durante la preparación entre Armani y Andada. La línea de 4 la integrarán Saravia, Pezella, Otamendi y Tagliafico. Arriba, Messi y Agüero. ¿Y el corazón de la formación, el mediocampo? Sobran opciones, pero se perfilan Paredes como eje, acompañado por Exequiel Palacios, y con Roberto Pereya, Lo Celso y Di María, tres piezas para cubrir los otros dos puestos, según las características del adversario y las urgencias de la selección.

El próximo lunes 27, la Argentina comenzará a entrenarse en Ezeiza. No estarán todos, desde luego. Desde ese día, se abrirá un goteo de futbolistas hasta contar con los 23. Por ejemplo, Armani, Casco, Exequiel Palacios y Suárez solo podrán unirse después del 29, fecha de la revancha de River ante Paranaense, por la Recopa Sudamericana. Los últimos en incorporarse serán Juan Foyth, ya que su equipo, Tottenham, jugará el 1° de junio la final de la Champions contra Liverpool, y Esteban Andrada, dependiendo de la marcha de Boca por la Copa de la Superliga, que tiene prevista su definición para el 2 de junio. El 7, en San Juan, la Argentina disputará su amistoso despedida frente a Nicaragua.

El equipo de Scaloni

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.