Darío Benedetto llegó a Boca y reveló su fanatismo: "Me tatué el escudo porque estoy loco"

Darío Benedetto, como hincha en la Bombonera
Darío Benedetto, como hincha en la Bombonera
El delantero cumplió su sueño al firmar con los xeneizes; "Es compra definitiva y el contrato será por tres años", explicó
(0)
7 de junio de 2016  • 14:55

El delantero Darío Benedetto , la nueva incorporación de Boca, destacó hoy que se siente centrodelantero aunque puede ocupar otras posiciones en el ataque. "Soy 9 pero me ubico también por la parte de afuera, no tengo problema -señaló-. Trato de buscar los espacios a espaldas de los defensores". Precisó el jugador que su llegada a Boca "es compra definitiva" y que en las próximas horas firmará su nuevo contrato "por tres años".

En nota con radio La Red, el delantero comentó, respecto de las próximas semifinales de la Copa Libertadores de América, que "ojalá se dé y pueda jugar esas instancias". "Me queda empezar a trabajar, entrenarme y acoplarme al grupo lo más rápido posible -prosiguió-. Dios quiera que salga todo bien". Se refirió asimismo el jugador iniciado en Arsenal y procedente de América de México al escudo de Boca que tiene tatuado "al lado de la panza, del lado izquierdo".

"Me lo hice el año pasado por el fanatismo y porque estoy loco de la cabeza -relató-. Justo se dio que estaba el tatuador ahí y hacía rato tenía ganas de hacérmelo". Por último, agradeció Benedetto a su representante, Sebastián Valero, de quien dijo: "Bocha me tiene desde los 17 años, lo volví loco para que se dé esto".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.