De Ábila a Ávila: dos lesiones que preocupan a Boca de cara a futuro

El momento de la lesión de Gastón Avila en la reserva
El momento de la lesión de Gastón Avila en la reserva Crédito: Captura de video
(0)
30 de marzo de 2019  • 19:13

El triunfo de Boca sobre Banfield por 2-0, que le permitió al xeneize asegurarse el ingreso directo a la fase de grupos de la Copa Libertadores 2020, no terminó siendo una alegría completa. En medio de un calendario más que exigente, el entrenador Gustavo Alfaro perdió a una pieza fundamental para las próximas tres semanas: Ramón Wanchope Ábila tiene un desgarro en el aductor derecho.

El delantero, autor del primer tanto en la victoria ante el Taladro, sintió una molestia antes del final del primer tiempo pero salió a jugar el complemento pero terminó siendo el primer cambio a los 15 minutos: Darío Benedetto entró en su lugar. "Wanchope sintió dura la zona del bícep femoral. En el entretiempo le dije que si resolvíamos rápido el partido lo sacaba. Preriero perderlo 40 minutos y no por una lesión", había declarado Alfaro ante la prensa, sin conocer la gravedad de la lesión.

De esta manera, Ábila se perderá el último encuentro de la Superliga (próximo domingo ante Aldosivi), los dos próximos de la Copa Libertadores (martes 2 de abril frente a Atlético Paranaense en Brasil y miércoles 10 con Jorge Wilstermann de Bolivia de local) y el debut en la Copa Argentina frente a Estudiantes de Río Cuarto (el 19 de abril en Mar del Plata por los 32vos de final). A priori, recién regresaría para visitar a Deportes Tolima en Colombia el 24 de abril.

Por otro lado, la otra mala noticia se dio en el duelo de la categoría Reserva: el joven Gastón Ávila sufrió una terrible lesión que lo dejará afuera entre seis y ocho meses: tiene ruptura de ligamento cruzado anterior, lesión de grado 2 de ligamento colateral medial y ruptura meniscal externa de rodilla derecha.

"¡Me rompí, me rompí!", se le escuchó decir al defensor cuando era retirado en la camilla. Todo ocurrió a los 32 minutos del primer tiempo del partido que se jugó en la Bombonera, luego de hacer un mal movimiento con la rodilla en la mitad del campo y quedar tendido en el césped.

Ávila es marcador central zurdo y llegó a fines de enero como una gran promesa a principios de año proveniente de Rosario Central: el Xeneize pagó dos millones de dólares por el 60% de su pase. A los 17 años, era uno de los jugadores más destacados de su categoría, llevaba tres goles en el semestre (a Lanús, Atlético Tucumán y San Martín de Tucumán) y, además, es uno de integrantes de la Selección Sub-20 que dirige Fernando Batista, aunque no estuvo ni en el Sudamericano ni en la última gira en Murcia. El año pasado fue campeón del Torneo de L'Alcúdia, bajo la conducción de Lionel Scaloni.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.