El fútbol todo lo puede: de Bakú a Córdoba, las increíbles definiciones con cuatro campeones en apenas cinco días

Un día especial para Gonzalo Higuaín
Un día especial para Gonzalo Higuaín Fuente: AFP - Crédito: Justin Setterfield
Ariel Ruya
(0)
27 de mayo de 2019  • 23:40

Cinco días, distribuidos en dos meses, cinco finales y cuatro campeones. Será una semana inédita en el fútbol mundial, con acento en los títulos más importantes de Europa y en trofeos con sintonía decisiva en esta parte del planeta. Hace tiempo que se acabaron las ligas, con el título para Racing en la Superliga y ganadores repetidos en Europa, como Barcelona, Manchester City, Juventus, PSG y Bayern Munich. Pero esas son otras historias: torneos de largo aliento, con una consecuencia numérica en el tiempo. Este es otro asunto: habrá consagraciones en cuatro escenarios distintos, en una jornada excluyente, a todo o nada. De la controvertida Bakú, la capital y ciudad más poblada de Azerbaiyán, hasta Córdoba, en el cercano Mario Alberto Kempes. De la final de la Europa League, entre dos grandes británicos, como Arsenal y Chelsea, hasta la definición de la Copa de la Superliga, con público -y polémica- de Boca y Tigre. Y en el trayecto entre un encuentro y otro, dos vueltas olímpicas con peso e historia: River se enfrentará con Paranaense por la Recopa Sudamericana y Liverpool chocará con Tothenman para resolver el campeón de la Champions, el trofeo de clubes más importante del mundo. Habrá, además, una (primera) final sin título: el reducido que resolverá al equipo que acompañará a Arsenal en la Superliga. Sarmiento y Central Córdoba se encuentran este sábado, a las 19, en Santiago del Estero.

El miércoles, la Europa League, Arsenal y Chelsea, entre polémicas

Es el segundo título de clubes de Europa más importante. Lo van a jugar dos grandes de la Premier League, Arsenal y Chelsea, con sabor a clásico. Tiene todos los condimentos para ser una atracción y, sin embargo, gana la polémica. El encuentro se jugará mañana, a las 16 de nuestro país, en el Olímpico de Bakú (Azerbaiyán), un escenario para 69.870 hinchas, inaugurado hace cuatro años, luego de una inversión de US$640.500.000. Por motivos políticos, económicos y sociales, la sede se convirtió en un severo problema.Apenas 6.000 entradas le permitieron vender a los clubes, lo que provocó quejas. Sin embargo, fueron devueltas más de la mitad, por las complicaciones para viajar de Londres a Bakú, separadas por 4600 kilómetros y vuelos de poca frecuencia, extensa duración y altos costos. ¿Cómo harán para llenar el estadio en un país que suele ser cuestionado por organismos de derechos humanos? De lado queda el fútbol, con Pipita Higuaín (y Willy Caballero) en Chelsea, con Unai Emery, el DT de Arsenal, que ya logró tres títulos de este estilo en Sevilla. Que además no podrá contar con una figura: el armenio Henrikh Mkhitaryan, por motivos que exceden el balón.

El jueves, la Recopa, con River como protagonista

Fue una de las peores versiones de River. El miércoles pasado, en Curitiba, en un campo de juego de césped sintético, el equipo millonario perdió por 1 a 0 frente a Paranaense, la primera final de la Recopa Sudamericana, un trofeo que está por duplicado en sus vitrinas. Lo logró en 2015 frente a San Lorenzo y lo obtuvo en 2016 contra Independiente Santa Fe. Con Marcelo Gallardo como DT, en su versión copera, River es el candidato, en el desquite que se jugará este jueves -se postergó un día por el paro general-, a las 21.30, en el Monumental, con entradas agotadas. El gol de visitante no tiene más valor y, si River gana por un gol de diferencia, habrá alargue y penales.No tiene el brillo de una Libertadores y tampoco llega a tener la importancia de una Sudamericana, pero simboliza una estrella, en esta carrera frenética de sumar pergaminos. En Paranaense juegan Lucho González, el capitán y Marco Ruben, el goleador, verdugo de Boca en la Libertadores y autor de la diferencia en Brasil. Habrá un incentivo económico: el premio para el campeón será de 1.250.000 dólares, mientras que el subcampeón recibirá 750.000. Volverá Gonzalo Montiel, recuperado de una distensión.

Armani, figura en el primer partido ante Paranaense
Armani, figura en el primer partido ante Paranaense Fuente: AFP

El sábado, la Champions, con el fenómeno Pochettino

No sólo habrá campeón inglés en la Europa League, también sucederá en la Champions League, que se disputará el sábado, a las 16 de la Argentina, en el Wanda Metropolitano. Jugarán Liverpool y Tottenham, luego del doble impacto en las semifinales, sobre todo, en Anfield, con el golpe a Barcelona. Liverpool tiene cinco trofeos, la mejor delantera -Salah, Firmino, Mané- y la efervescencia de Jürgen Klopp y de su público. Tottenham logró su primera final, tiene a Mauricio Pochettino como DT y tres argentinos: Lamela, Foyth y Gazzaniga. No sólo se trata de fútbol: se esperan 20.000 ingleses sin entradas, la reventa de tickets asciende, en algunos casos, a 6000 euros y hasta se alquilan habitaciones en Madrid por unos 1200 euros la noche. Según especialistas en tesorería gubernamental, se estima en unos 50 millones de esa moneda las ganancias que tendrá Madrid."Jugar la final es un privilegio", cuenta Pochettino, que lo compara con la final de un Mundial. "En Alemania tenemos un dicho: 'las mejores cosas vienen de tres en tres", es el lema de Klopp, que perdió dos finales de Champions, con Liverpool, hace una temporada y con Borussia Dortmund, en 2013.

Pochettino, héroe de Tottenham
Pochettino, héroe de Tottenham Fuente: Reuters

El domingo, la Copa de la Superliga, entre el poderos y el descendido

Boca y Tigre buscarán un título inédito: ser el campeón de la Copa de la Superliga. El trofeo se resolverá el domingo próximo, a las 18.45, en el estadio Mario Alberto Kempes. La definición, de por sí, es curiosa: Boca tiene el plantel más cotizado de nuestro medio y Tigre se fue al descenso, envuelto en la polémica de los promedios. Habrá público de ambos equipos, lo que despertó una controversia: la cantidad de entradas. Los organizadores le dieron a Boca 27.000 y a Tigre, 20.000. Las populares costaron 850 pesos; las plateas se vendieron a 1550 y 2200. Se agotaron rápido.Si el partido termina igualado, habrá alargue y, si es necesario, penales. Se resolvió que si gana Tigre, jugará la Libertadores 2020, más allá de que estará en la B Nacional. ¿Si gana Boca? El conjunto de Victoria pierde el derecho, River ingresará en la etapa de grupos y Atlético Tucumán irá al repechaje. "Me siento candidato", aseguró Pipo Gorosito, el DT de Tigre, que en este certamen marcó 16 goles en 8 partidos. Boca, el candidato, es la contracara: convirtió apenas 6 tantos. Ahora, Gustavo Alfaro deberá reemplazar en el mediocampo a Iván Marcone y Nahitan Nandez, suspendidos.

Lisandro López, el hombre fuerte del Boca de Alfaro
Lisandro López, el hombre fuerte del Boca de Alfaro Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Hafford

Por: Ariel Ruya

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.