Las eliminatorias. De Ezeiza a Rosario, del barrio a la televisión