River. De goleador y emblema a figurita descartable