De hacer jueguitos en un semáforo a firmar con un club profesional: con sólo 14 años vive el sueño de su vida