De Pachuca a Córdoba, con Bielsa como horizonte