De pie otra vez: Fernando Gago se recuperó de una grave lesión y volverá a jugar en Vélez

Pablo Lisotto
(0)
18 de junio de 2019  • 18:30

Rendirse jamás: ese es el lema de Fernando Gago desde hace más de tres años. El volante central sabe que una grave lesión no lo va a retirar del fútbol profesional. Ni una, ni cuatro. Y a seis meses de la tercera rotura del tendón de Aquiles (ahora el derecho, antes el izquierdo), recibió el alta médica y deportiva. Entonces, será el momento del desafío mayor:intentar volver a las canchas.

Habituado a rodearse de seres queridos, y sobre todo en las malas, para buscar una puesta a punto óptima eligió Vélez. Por la amistad fraternal que lo une al entrenador Gabriel Heinze (fueron compañeros en Real Madrid, Roma y la selección argentina), pero también por una cuenta que él siente que debe saldar: fue el equipo de Liniers el que le abrió las puertas en enero de 2013, cuando decidió volver a la Argentina, y considera que en ese semestre no estuvo pleno ni pudo ofrecerle su mejor versión.

El acuerdo fue anunciado este martes por el propio club de Liniers, que anunció el vínculo a préstamo por un año, sin cargo y sin opción, y con un contrato por productividad. "Gago aprobó la revisión médica y firmará su vínculo en las próximas horas", anunció la entidad. Por todo eso, se prevé que este miércoles por la mañana Gago dirá presente en el inicio de la pretemporada, en Villa Domínico.

Desde que el 14 de marzo pasado selló su desvinculación con Boca, en donde le ofrecieron un cargo en las Inferiores, Gago realizó por su cuenta la rehabilitación a su cuarta grave lesión en igual cantidad de años (en octubre de 2017 se había roto los ligamentos cruzados de su pierna derecha). De muy buen ánimo, trabajó junto a un preparador físico particular. Todo será paso a paso, con calma. Sin las urgencias que le demandaban en el club xeneize, pero sin bajar los brazos jamás.

Cuando se sienta seguro, llegará al mayor desafío: probarse adentro de una cancha. Volver a tener contacto con una pelota, pisar el césped, correr, hacer los movimientos habituales dentro de un campo de juego.

Además de Gago, Vélez anunció la llegada de Tomás Guidara como refuerzo para el Fortín. El lateral cordobés acordó un contrato por tres años con la Institución, que adquirirá el 80% de los derechos económicos y el 100% de los federativos.

A los 33 años, y con una familia ya instalada en Buenos Aires, las opciones de emigrar resultaban más complejas. Por cercanía, Vélez se convirtió en la opción ideal, en donde será el técnico dentro de la cancha y aprovechará para incorporar más conocimientos para cuando finalmente decida retirarse e inicie su carrera como entrenador.

Desafiando toda lógica y enterrando para siempre todos los vaticinios que se hicieron sobre su futuro desde el 9 de diciembre pasado a hoy, Gago está de vuelta. De pie. Otra vez. ¿Rendirse? Jamás.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.