Debut y golazo de tijera instantáneo: Ibrahimovic necesitó sólo tres minutos para marcar en Manchester United