Defensa y Justicia-Vélez, Superliga: Gabriel Heinze debutó con un triunfo en el banco del Fortín

Argentina Superliga
  • 0
Defensa y Justicia

Defensa y Justicia

  • 1
Vélez Sarsfield

Vélez Sarsfield

  • Luis Amarilla
Nicolás Zuberman
(0)
27 de enero de 2018  • 16:08

El sol de enero pega de lleno en el rostro rojo de Gabriel Heinze, que se lleva sus dos dedos meñiques a la boca para chiflar, a modo de aliento para que se sus jugadores –ya acalambrados – den el último esfuerzo para sostener la victoria de Vélez sobre Defensa y Justicia. Es la imagen de la presentación de Heinze como entrenador fortinero, con un equipo que ya muestra su identidad. Con una formación plagada de juveniles, los de Liniers se pusieron en ventaja con un buen primer tiempo y, en el segundo, contaron con la ayuda de la suerte y la complicidad de los delanteros locales para asegurarse los tres puntos.

Fue un Vélez nuevo. Desde las incorporaciones, desde algunos juveniles que tuvieron su chances y también desde la actitud. De los once que salieron a la cancha, sólo el arquero César Rigamonti y los zagueros Joaquín Laso y Marco Torsiglieri superan los 23 años. El resto son pibes, la mayoría surgidos del club y otros –Agustín Bouzat, Luis Abram, Luis Amarilla– refuerzos por los que apostó el Gringo, que dejó en el banco a experimentados como Fabián Cubero, Jesús Méndez y Rodrigo Salinas..

Y con ese ritmo adolescente se movió el Fortín, que durante la primera mitad manejó el partido con el muy buen tándem que armaron en la mitad de la cancha Nicolás Domínguez y Santiago Cáseres. El visitante mostró algo de lo que se le conoció al Argentinos Juniors que dirigía el ex central de la selección: fue un equipo ancho, con paciencia para tocar y muy ágil en las transiciones. “Vélez no intentó ir a buscar: lo hizo. Los tres puntos son muy valiosos. Pero yo lo que quería era poder jugar como lo hicimos el primer tiempo. Eso es lo que vamos a buscar, no sé si lo vamos a conseguir pero sí lo vamos a intentar”, aseguró el entrenador, que confesó que lo primero que hará tras ganar en su estreno será volver a la Villa Olímpica de Parque Leloir para repasar las imágenes del partido.

Las atajadas de Rigamonti

Ayer, en Florencio Varela, los de Liniers no pudieron contar con Mauro Zárate porque no había llegado la habilitación. A la espera del crack, apareció el arquero César Rigamonti para ponerse el disfraz de héroe. Al menos diez situaciones de gol claras tuvo Defensa en la segunda parte, por eso el ex Belgrano fue clave para mantener la ventaja. Aunque contó con un guiño de la suerte: Nicolás Fernández, Ciro Rius y Fernando Márquez, los puntas del Halcón, no estuvieron finos en la definición.

En la segunda etapa se vio un equipo visitante muy distinto, como agotado. Amarilla, Abram y Cáseres, acalambrados, debieron ser reemplazados. El calor y la pretemporada pueden haber influido. Como también el ritmo que intenta imponer Heinze, que durante todo el partido fue y vino por la raya a los gritos, como en sus épocas de lateral. “En el segundo tiempo desde el minuto uno se vio a un equipo más retrasado, no creo que haya sido físico. Han demostrado que, con un poco de suerte, hasta pudieron sostener con lo que no entrenamos y no sabemos hacer. Posiblemente me he equivocado: hicimos once sesiones en una semana”, admitió el entrenador que tardó solo un partido en dejar su sello.

El show de Heinze, en el final

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.