Del brillo y los US$ 36 millones a la reprobación de los hinchas de Boca: ¿qué le pasa a Cristian Pavón?

Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo
Franco Tossi
(0)
21 de febrero de 2019  • 23:59

Cristian Pavón no hizo escalas. En poco tiempo pasó de héroe a villano en el mismo club en el que fue bicampeón y en donde la gente solía romperse las manos para reconocerle sus actuaciones: a veces buenas, a veces malas, pero siempre con sacrificio. Ya no hay vueltas. Porque tanto el último domingo en la victoria ante Lanús (2-1) como anteanoche en la derrota frente a Atlético Tucumán (1-2), en la que sufrió un desgarro en el bíceps femoral izquierdo, quedó demostrado que los hinchas de Boca le soltaron la mano. Su nivel continúa arrastrándose por el suelo desde hace ya muchos meses. Y definitivamente no es el mismo que llegó a convencer a todos de que en Rusia 2018 debía tener su primer Mundial. Y por ello mereció la convocatoria del entonces DT, Jorge Sampaoli. Pero, ¿qué fue de aquel delantero punzante y qué le anda pasando?

Está claro que la final de la Copa Libertadores perdida en Madrid en manos de River agotó la paciencia y le quitó crédito a muchos que permanecen y a tantos otros que ya no están en el plantel de Boca. El 7 bravo parece ser uno de ellos. Pero, claro, Pavón no logra revertirlo. Sus rendimientos dejan mucho que desear y permanentemente se desprenden murmullos y reproches desde las tribunas de la Bombonera ante cada mala decisión o pelota perdida: son constantes desde que pisó suelo ruso en junio.

No obstante, el nuevo entrenador xeneize, Gustavo Alfaro, no se resigna. En sus explicaciones, atribuye el mal momento de Kichán a aspectos que el futbolista de 23 años no está sabiendo administrar. "Sí, siempre se puede recuperar a un jugador. Todo depende de la confianza, la serenidad y la claridad conceptual que tiene que tener él para hacer cosas simples. En la medida que consiga eso, va a recuperar la confianza y será el jugador que fue", expresó el técnico de Boca tras la sorpresiva caída ante los tucumanos que le restó posibilidades al equipo de achicar la distancia con los punteros de la Superliga: sigue a 10 puntos de Racing y de Defensa y Justicia, con el que chocará este domingo. En su llegada, Alfaro había dejado en claro que uno de sus desafíos era trabajar sobre la recuperación de Pavón y el DT sigue convencido de que lo conseguirá. ¿Cuál era ese Pavón que todos añoran y en qué se diferencia con el de hoy?

Por ejemplo, aquel que supo hacerse cargo de un Boca que no tenía ni a Fernando Gago (por lesión) ni a Ricardo Centurión (desistieron de comprar su pase), individualidades de las que dependía el equipo. Además, Carlos Tevez y Pablo Pérez no tenían el mejor nivel. Entonces, Boca empezó a funcionar alrededor de las corridas infernales del cordobés, que desequilibraba a partir de una potencia imparable y no le esquivaba a la presión. Y llegó a tasarlo en US$36 millones.

Los elogios de Sampaoli a Pavón durante el Mundial de Rusia

03:22
Video

Por ejemplo, aquel que Lionel Messi llegó a valorar más que a cualquier otro compañero de años en la selección argentina: "Cristian te da algo diferente a otros jugadores. Vive continuamente yendo al espacio, picando detrás de los centrales y laterales. Es muy rápido, hace mucha diferencia. Es un jugador distinto a lo que tenemos en el plantel". O al que el propio Jorge Sampaoli consideraba importante: "Es un jugador por el que tenemos mucha consideración. Tiene un potencial enorme. Te ayuda a romper un partido. Pero nosotros no podemos caerle en su espalda con toda la responsabilidad". Sin embargo, se contradijo: confiaba tanto en él que le dio minutos en momentos calientes de los cuatro partidos que tuvo la Argentina en la Copa del Mundo, como ante Francia, en los octavos de final, en donde fue titular y la selección quedó eliminada.

Fue en esos días en donde Pavón comenzó a abrumarse. Cambió. Tanto que en su retorno Guillermo Barros Schelotto, su exentrenador, lo encaró para tener un charla en privado y tratar la cuestión: "¿Qué te anda pasando?", fue directo el Mellizo.

Sus estadísticas dejan a las claras su momento. En los diez meses anteriores al Mundial, en lo que fue la temporada 2017/2018, Pavón disputó 36 encuentros oficiales: jugó 26 por la Superliga, 6 en la etapa de grupos de la Copa Libertadores, 3 por la Copa Argentina y uno por la Supercopa Argentina, la de la derrota con River en Mendoza. En los 3123 minutos que tuvo en la cancha durante esos torneos impresionó con 8 goles y el aporte de 18 asistencias.

Con su estada en Rusia incluida, Kichán lleva disputados 27 encuentros en 8 meses. Con la selección hizo poco y nada, mientras que impacta ver sus números en Boca. En esta temporada 2018/2019 lleva jugados 23 encuentros (13 de Superliga, 2 de Copa Argentina y 8 de Copa Libertadores) en los que tan solo convirtió cuatro goles y cedió tres asistencias en los 1817 minutos que tuvo en el campo de juego.

Tan mal está que en la visita al Barrio Alberdi de Belgrano de hace casi dos semanas protagonizó un blooper insólito. Horas antes, River le había ganado a Racing, uno de los punteros, pero él dejó en evidencia su fallido al responder que "falta ahora ver qué pasa en el clásico River-Racing". Un tema que no cayó nada bien en el club.

Pavón, ese hombre que Alfaro apuesta a recuperar, pero que está cada día más desconocido.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.